Sports de ca Nostra

Un portero de la Peña Deportiva se expone a un mínimo de 6 partidos por un incidente con el árbitro

El portero suplente de la Peña Deportiva, Francisco Torres, se expone a una dura sanción por parte del Comité de Competición. El guardameta fue expulsado nada más terminar el partido que su equipo perdió contra el Peralada por 0-1 por menospreciar al árbitro del encuentro, el valenciano Francisco Javier Fernández Vidal.

Según el acta arbitral, Torres fue expulsado por “a la finalización del encuentro y sobre el terreno de juego se dirigió a nosotros en los siguientes términos: “No tenéis vergüenza, nos estamos jugando el descenso, la puta madre que os parió”. Por esta expulsión, el jugador del equipo insular se expone a una sanción de dos a tres partidos, puesto que se entiende como una acción de menosprecio o desconsideración.

 

Sin embargo, el colegiado ha reflejado en el acta arbitral un incidente con el portero dentro del túnel de vestuarios. Un incidente en el que ha habido insultos y agarrones. Textualmente, el acta arbitral recoge que “una vez dentro del túnel de vestuarios el jugador volvió por mi espalda y la de los árbitros asistentes dirigiéndose en los siguientes términos: “hijos de puta, sinvergüenzas, maricones”. A su vez, me agarró del brazo izquierdo mientras continuaba dirigiéndose a nosotros en los mismos términos y lanzó sus guantes de forma agresiva contra el suelo, pasando los mismos a escasos centímetros míos y de mi árbitro asistente 2. Tras esto pudimos entrar a nuestro vestuario con la ayuda del delegado de campo”.

 

Si bien el guardameta ya se exponía a una sanción importante por su expulsión, tras estos hechos reflejados en el acta la situación se enturbia bastante. A esos dos o tres partidos por menospreciar al árbitro en el terreno de juego hay que sumarle un mínimo de cuatro partidos más por insultar al colegiado, pudiendo llegar a un máximo de doce.

 

El artículo 94 del Código Disciplinario de la RFEF establece que “insultar, ofender o dirigirse en términos o actitudes injuriosas al árbitro principal, asistentes, cuarto árbitro, directivos o autoridades deportivas, salvo que constituya falta más grave, se sancionará con suspensión de cuatro a doce partidos”.

 

Por lo tanto, a juzgar por lo recogido en el acta arbitral, el portero suplente de la Peña Deportiva se expone a una sanción mínima de 6 partidos: 2 por menospreciar al árbitro en el terreno de juego y ser expulsado y 4 por insultarle en el túnel de vestuarios. Pero sería la sanción mínima, puesto que como máxima el Juez Único de Competición podría sancionar al guardameta con hasta 15 partidos.

 

Reincidente

 

No es la primera vez que este portero pierde los papeles durante esta temporada. El pasado 14 de febrero fue expulsado por dirigirse al portero del Mallorca, Manolo Reina, en los siguientes términos: “Te has comido dos y a la siguiente te rompería las piernas”. Para esa ocasión, el Comité de Competición sancionó al guardameta con la sanción mínima de un partido.

 

La situación de la Peña Deportiva de Santa Eulalia no permite que el equipo pueda tomarse el lujo de perder jugadores por acciones tan evitables. El equipo que entrena Dani Mori está situado en la 19ª posición de la clasificación del grupo tercero de la Segunda División B, a cinco puntos del play off de permanencia y a seis de la salvación.

 

ACTA ARBITRAL DEL PEÑA DEPORTIVA – PERALADA

 

iusport.com

Los comentarios están cerrados.