Sports de ca Nostra

Copa del Rey: El Formentera hace historia y elimina al Athletic Club (0-1) Minuto 95

El equipo formenterés tumba al Athletic con un gol de Álvaro Muñiz en el descuento

 

El Athletic va de sonrojo en sonrojo. La Liga le tortura, Europa le debilita y la Copa le aprisiona antes de recibir al Madrid. Ya no le vale la coartada de que sigue vivo en los tres torneos. En dos partidos ha sido incapaz de ganar al Formentera, un rival de Segunda B, en un desierto llamado San Mamés (la peor entrada de su joven historia) y con mucha música de viento. Y eso que salió al frío estadio  con la calentura cercana de la gente de Anoeta, sonrojada por el fracaso de la Real. La Copa ha decaído en los últimos tiempos pero de vez en cuando se da un paseo por el hipo con eliminaciones como estas de los dos equipos vascos. Era una forma de poner sobre aviso a los que desfilaban en la sesión de las nueve y media. Pero no es que crispara mucho al Athletic de salida, porque es complicado meterte en faena con un coliseo tan desnudo y un horario tan poco futbolístico. Así vino un error de Lekue al cuarto de hora en un pase largo horizontal en primera línea que robó Omar y pudo hacer daño, aunque extravió por falta de decisión. Estaba la velada tan rarita que hasta el balón dio en la cámara de televisión cenital, la spider, en un saque del portero visitante.

Aketxe maniobraba con confianza y espacios, y lanzó desde fuera del área un buen disparo que atajó con los puños por delante el meta rival. Ziganda metió rotaciones y se guardó bien las espaldas con Raúl García y Aduriz en el banquillo. Más de la mitad del equipo que puso en liza competía en Segunda hace tres temporadas en ese mismo feudo y con la misma resonancia. Así que principalmente el foco estaba en ver a los meritorios reclamar un puesto en el cielo. Un córner de esos casi cien que colecciona el Athletic en los últimos partidos estuvo a punto de lograr algo potable. Fue una gran jugada ensayada al primer palo, donde Vesga peinó y Williams en el área pequeña no pudo hacer lo más fácil, que era meterla, porque sin mirar, la salvó Quesada, al que le fue el balón como un imán. A Iñaki no le acaba de encajar el traje de nueve, su perfil es más de extremo. Un cabezazo suyo a pase de Lekue también rozó el tanto.

García Sanjuán, sancionado, se desesperaba en la grada. Ziganda quiso cortar las alas de la esperanza y  las dudas que empezaban a asaltar. Salió a marcarle Quico, muy frío, justo en ese momento por lesión de su compañero Samu. El Formentera, bien colocado atrás, empezó a arrancar la bronca del respetable. Cuco siguió sacando galones, con Raúl García e Iturraspe. Bonilla en un córner rozó el sorpresón, pero salvó Herrerín. Otra vez le cogieron la matrícula a Iturraspe, como en Riazor. Lekue en el descanso se durmió y la tragedia. El partido se estaba yendo por el sumidero con una honda preocupación en San Mamés. Pero aún quedaba el colofón a tanta pobreza: Lekue estuvo blando, lamentable, en un balón pasado y dejó un saque de esquina al rival. Lo sacó Omar en el descuento y Muñiz metió un cabezazo que hacía historia. La crisis se ha instalado en San Mamés definitivamente. ¡Qué alguien haga algo!

As.com

 

Los comentarios están cerrados.