Sports de ca Nostra

El fútbol sala sigue buscando su sitio en las Pitiusas

Las diadas municipales de Vila y las competiciones privadas son las alternativas ante la falta de campeonatos federados para

 

El fútbol sala sigue buscando su sitio en las Pitiusas. El deporte que en el pasado había tenido un importante protagonismo en Ibiza y Formentera se ve ahora relegado a un segundo plano y sin apenas actividad en las categorías de base. A punto de entrar en diciembre, aún no ha comenzado ninguna competición federada y no habrá ninguna para categorías inferiores, aseguraron ayer los portavoces de la Peña (Estefan Lanchon), Gasifred (Iván Martín) y San Pablo (Rafa Albert). «El fútbol sala es un muerto viviente», declaró ayer Lanchon.

La tarea de desarrollar estos campeonatos recae en la Federació de Futbol de les Illes Balears, que en las Pitiusas no tiene ni siquiera delegado de fútbol sala. Por tanto, los niños y niñas que quieren practicar el fútbol sala deben buscar alternativas, como las que ofrecen las diadas del Ayuntamiento de Ibiza y que gestiona el Gasifred Atlético, club que puede presumir de tener jugadores en todas las categorías pero no puede darles salida en torneos federados.

Las pistas de ses Figueretes acogieron este pasado sábado una jornada en la que participaron un centenar de niños de edades comprendidas entre los 5 y los 11 años, pertenecientes a diferentes colegios del municipio. Era el segundo encuentro de este tipo que se hacía, después de la presentación oficial que tuvo lugar hace ya varias semanas.

Martín, que coodina estas diadas, explicó que, a partir de ahora, quieren darle un giro a las mismas para que tengan un marco competitivo, «a petición de los padres y de los propios jugadores», que piden la disputa de partidos y que se establezcan clasificaciones. Se quiere hacer una especie de torneos de Copa y Liga internos que se dividirían en una docena de jornadas, que serían enmarcadas dentro de las mismas diadas municipales.

De esta manera se paliaría así la falta de competiciones de base en las categorías inferiores hasta infantiles. Quedaría por cubrir el grupo de cadetes, al que se espera darle salida a nivel privado en las pistas se San Pablo, expresó ayer Albert.

Lo que sí se va a sacar adelante es la Liga Regional, en la que se dará cabida a los jugadores en edad sénior y a los juveniles. Ha sido posible gracias al empeño del Gasifred, Peña, San Pablo y Formentera, que son ahora los que gestionan en común los designios del fútbol sala pitiuso, ante la ausencia de un delegado que promueva este deporte.

En los últimos años Rafa Albert y Toni Costa han sido los que han desarrollado tareas de delegados, pero ahora mismo el cargo está vacante y no hay una figura que tome las riendas. «La Federación no ha buscado ningún delegado ni nada. Hace falta invertir dinero en una persona que se dedique a la promoción», explicó Lanchon.

El responsable de la sección de fútbol sala de la Peña Deportiva afirmó también que «hay pocos clubes» que trabajen el futsal y, por tanto, no salen equipos. «Al final los chavales se cansan. Muchos de los que nosotros teníamos en fútbol sala están jugando esta temporada al fútbol», declaró Lanchon, que aseguró que las Ligas de tres o cuatro equipos «son poco atractivas».

A peor esta temporada

La temporada pasada el panorama era mejor, ya que se consiguieron montar competiciones en infantiles, cadetes, juveniles y Regional. Esta campaña sólo quedarán estas dos últimas, a pesar de que el delegado insular de fútbol, Vicente Bufí, manifestó que «en principio» se esta trabajando para desarrollar todas las competiciones. «En principio tenía que estar todo arreglado», manifestó Bufí, desconocedor de la realidad del futsal pitiuso, que vive su etapa más sombría

 

FUTBOLPITIUSO

Los comentarios están cerrados.