Sports de ca Nostra

Nuevas normas para los árbitros de Baleares y circular de la Federación Española

Captura444El árbitro podrà detener el partido por insultos o amenazas reiteradas

El Comité de Árbitros de la FFIB ha establecido un protocolo de actuación para que los colegiados puedan actuar en caso de insultos y amenazas reiteradas desde la grada. Se trata de atajar incidentes de violencia entre el público como los ocurridos en la temporada pasada.

En una circular, el Comité de Árbitros balear explica a sus colegiados que se tienen que agotar todos los recursos antes de suspender un partido. El protocolo apunta a los pasos a seguir y solicita máxima implicación a los clubes.
Según la nota, en caso de insultos o amenazas (al árbitro o a cualquier persona) se detendrá el juego y se informará de los incidentes a los delegados.

El delegado de campo deberá intentar concienciar al público.
Si los hechos se repiten, se volverá a parar el juego y se pedirá al delegado que vuelva a actuar y que avise a la fuerza pública.
Si no se restablece el orden, el árbitro se dirigirá al vestuario y esperará a la fuerza pública. Cuando ésta llegue, se decidirá si continuar el partido o suspenderlo definitivamente.

>>Ver la circular>>

OTRAS NOVEDADES PARA LA TEMPORADA

También el Comité Técnico de Árbitros de la Federación Española ha enviado una circular con las novedades reglamentarias.
Entre ellas, destacan las siguientes:

– Las manos deben ser intencionadas: El Comité recordó que la intencionalidad a la hora de interceptar el balón es el que define si la acción se sanciona o no. “Si un jugador toca el balón con la mano en un claro gesto de evitarlo, o si le llega a su mano o brazo rebotado de sí mismo, o porque con el brazo o la mano apoyada en el suelo el jugador intercepta el balón, no será punible, por lo que no se sancionará como infracción “, subraya el CTA.

– Penales: Agrupados en la categoría “amonestaciones por conducta antideportiva”, el CTA aclara las decisiones disciplinarias correspondientes según se cometa la infracción. El Comité Técnico de Árbitros considera tarjeta roja si se realiza un penalti que evita una ocasión manifiesta de gol con una cogida, empuje, desplazamiento, mano o zancadilla. Valora la expulsión por la intencionalidad de no disputar el balón además que el atacante tenga una ocasión manifiestamente clara de marcar gol.

– Los árbitros considerarán tarjeta amarilla los penales cometidos si el atacante y el defensor se encuentran disputando la pelota cuando el atacante tiene una ocasión manifiesta de gol. También será amarilla si se comete penal fuera de la zona DOGSO (siglas en inglés de ocasión manifiesta de gol), que se consideran la zona en la que un tiro no genera una ocasión clara (laterales del área según señala el Comité en el gráfico).

– Un penal mientras se disputa el balón fuera de la zona DOGSO no supondrá ninguna amonestación, excepto si la acción en sí tiene por ejemplo temeridad.

– Cuando sea fuera del área de penalti, evitar una ocasión manifiesta de gol mediante una falta supondrá la expulsión mediante roja directa. “Cuando un jugador cometa una infracción contra un adversario dentro de su propia área que dañe una oportunidad manifiesta de gol de un adversario y el árbitro conceda penal, el infractor será amonestado si la infracción constituía una tentativa de jugar el balón; en todas las demás circunstancias (p. ej. coger, arrastrar, empujar, imposibilidad de jugar el balón, etc.) el infractor deberá ser expulsado, señala el Comité Técnico de Árbitros.

>>circular del CTA>>

Los comentarios están cerrados.