Sports de ca Nostra

Ibon Begoña: «La situación de la UD Ibiza es insostenible. Saben que deben desaparecer»

thumbEl todavía entrenador del Ciudad de Ibiza, club con el que se quiere fusionar la UD Ibiza, acusa a la Federación Balear de Fútbol de ser «cómplice y culpable» de las «irregularidades» en el proceso de inscripción de la entidad que preside Salvo

Según Begoña, no se puede hablar de fusión porque lo que se producirá es la disolución de la UD Ibiza de Amadeo Salvo, una maniobra que está «recomendada por la Federación Balear». Por tanto, «el único equipo que va a seguir [en Tercera] es el Ciudad de Ibiza». «Esto es lo único que tengo claro. No sé cuáles son sus pretensiones. Ni cuánto dinero hay de por medio en esto, ni quién lo va a presidir, ni qué escudo tendrán o qué color vestirán. El único club que va a seguir, y creo que ellos también lo saben aunque digan otra cosa, es el Ciudad de Ibiza».

«Hay un club que va a desaparecer, y se van a quedar con uno sobre el que tengo derechos, que va a dirigir otra gente después de mi trabajo y dinero de cuatro años», manifestó Begoña, que también cargó contra Ángel Nadal, presidente del Ciudad de Ibiza. «De la noche a la mañana se ha vendido, seguramente sin saber las consecuencias de todo esto», dijo. Además, afirmó que hace cuatro años llegó a «un acuerdo verbal» con Nadal para poner en marcha el proyecto del City, en el que en todo este tiempo ha aportado junto con su socio [Jordi Cruyff] 400.000 euros.

Por otra parte, el exjugador profesional y ahora entrenador también aseguró que el club presidido por Amadeo Salvo cometió, para poder participar en la Regional pitiusa en la temporada 2015-16, diversas «irregularidades» que ahora están complicando su futuro. Actos de los que acusó a la Federació de Futbol de les Illes Balears (FFIB) de ser «cómplice» y «culpable», aunque también señaló al Govern.

Begoña se refiere al proceso de inscripción de la UD Ibiza, que antes de empezar la temporada 2015-16 en Regional fue inscrita en el Registre d´Entitats Esportives de Balears, luego dada de baja y nuevamente dada de alta en marzo de 2016. Algo que también denunció el pasado lunes el Santanyí para impugnar el ascenso a Tercera de los deportivistas.

«Mientras ellos solicitan un club en diciembre de 2015, al que le dan registro de entrada en marzo de 2016, paralelamente estuvieron compitiendo. ¿Qué equipo era este si su club fue dado de alta el 18 de marzo? Es algo que la propia Federación debería explicar porque ellos no lo registran así», declaró el técnico.

Según el preparador, en ese periodo de tiempo entre la primera y la segunda inscripción, el club que figuraba en la web de la Federación era «la UD antigua, con su número de identificación fiscal anterior». «Luego cambian el CIF doce o trece meses después de esta fecha [la de inicio de la temporada] alegando un error informático. Son cosas difíciles de entender y sobre las que alguien debería dar una explicación», dijo.

Según el entrenador del Ciudad de Ibiza en Tercera División, los problemas ya comenzaron con la aparición por sorpresa de la UD Ibiza en el sorteo del calendario de la Regional pitiusa en el curso 2015-16. «Las explicaciones que me han dado es que por orden y mandato de Palma ese club debía entrar sí o sí», declaró, para advertir también que esto provocó el «malestar de varios clubes de la isla». Incluso, según ha podido averiguar Diario de Ibiza, el CD Ibiza se quejó por escrito y no obtuvo ninguna respuesta.

Begoña declaró también en la SER que «el juez y los comités oportunos» determinarán lo que se deba hacer, pero está convencido de que tiene la razón. «Mi pensamiento es que esto es así y tengo pruebas para demostrarlo», manifestó el técnico, que el pasado mes de mayo envió a la Federación Balear un escrito informando sobre las irregularidades que denuncia, que cayó en saco roto. «Pongo en conocimiento de la Federación Balear y de su presidente todas estas irregularidades de las que hablo para que me digan algo. Lo hago un 19 de mayo y aún no he obtenido respuesta. El escrito, que preparan mis abogados, está en manos de Salvo esa misma semana», subrayó.

Begoña manifestó que «algo se está ocultando» y lo único que pretende es esclarecer la verdad.

Además, también reconoció que le reclama a la nueva UD Ibiza 180.000 euros, correspondientes al dinero que se le adeuda de su etapa en la anterior UD Ibiza, que presidieron Pedro Ortega y Antonio Stina. La denuncia está en los tribunales, pendiente de fallo judicial.

El silencio de Nadal y del Ibiza

Diario de Ibiza trató ayer de recabar la opinión de la UD Ibiza, pero en el club afirmaron que será su presidente, Amadeo Salvo, el que hable la semana que viene.

Tampoco atendió el teléfono Ángel Nadal, presidente del Ciudad de Ibiza, entidad que se quiere fusionar con la UD Ibiza.

 

Diariodeibiza

Los comentarios están cerrados.