Sports de ca Nostra

Batalla en los despachos por el ascenso administrativo a Segunda B

batalla-despachos-2Las directivas de la Peña y el Poblense aseguran que el reglamento de la Federación española beneficia a sus equipos tras el descenso del Mallorca. El Linares Deportivo también reclama la plaza en la categoría como mejor descendido a Tercera

El descenso de un histórico como el Mallorca a Segunda División B, y el consiguiente arrastre a Tercera del filial bermellón, ha desatado una auténtica guerra en los despachos por lograr el ascenso administrativo. El Reglamento General de la Real Federación Española de Fútbol no acaba de ser claro sobre a quién correspondería el derecho de ocupar la plaza vacante que quedaría en la categoría de bronce del fútbol nacional y son muchas las novias de un premio tan goloso.

La decisión será del Juez Único de la RFEF, que es el encargado de interpretar el reglamento. Peña Deportiva y Poblense, ambos del grupo balear de Tercera, reclaman este derecho, pero también lo hace el Linares Deportivo, que ha descendido desde el grupo cuatro.

El departamento de comunicación de la Federación española declaró a este diario que la decisión se comunicará una vez finalizada la temporada.

El máximo organismo del fútbol español espera a conocer los equipos que conformarán la categoría según los méritos cosechados en el campo, ya que la conformación de los grupos de Segunda B varía cada temporada y no se sigue únicamente el criterio de proximidad geográfica.

Pero el único antecedente similar favorece al grupo balear. En aquella ocasión fue el Real Madrid Castilla quien perdió la categoría profesional y el Real Madrid C el que bajó a Tercera. El Rayo B, segundo clasificado del grupo siete, y el San Sebastián de los Reyes, cuarto, fueron eliminados en la segunda eliminatoria por el ascenso a Segunda División B. Fueron los rayistas, con un puesto superior en la Liga, los que finalmente ocuparon la vacante.

La Peña Deportiva es quien lo tiene mejor para ser equipo de bronce en la temporada 2017-18, ya que todavía puede conseguirlo en el terreno de juego. La formación que dirige Dani Mori disputará la vuelta de la segunda eliminatoria este sábado en el estadio del Atlético Malagueño. Después del 0-0 en Santa Eulària, los de la Villa del Río son optimistas y esperan subir con el balón en los pies.

«Tenemos claro que queremos ser equipo de Segunda B en el plano deportivo. Pero, en el caso de que sean mejores que nosotros y nos eliminen, tenemos claro que los criterios que deberá seguir el Juez Único nos favorecen, aunque tendremos que esperar a ver qué decide la Federación española. Defenderemos lo que es nuestro en el caso de no seguir adelante», aseveró ayer Juan Marí, presidente de la Peña Deportiva.

Dalias fue contundente al responder sobre las intenciones de la entidad santaeulaliense: «Ya está bien de fútbol de Tercera en Ibiza. La isla necesita algo más para que nuestro deporte siga avanzando. Lo hemos logrado con el juvenil, que ha subido a División de Honor, y ahora lo intentaremos con el sénior», añadió.

El Poblense ya ha sido eliminado del play-off, pero fue el subcampeón del grupo balear de Tercera, mientras que los peñistas finalizaron cuartos.

Los mallorquines entienden que, al finalizar en una mejor posición en la competición, les toca a ellos subir en los despachos. «Lo suyo sería que la Peña ganara en el campo y subiéramos los dos», apuntó el máximo responsable del club de sa Pobla, Miquel Benàssar.

«Nosotros tenemos una opinión clara sobre el artículo 197 y es que esta opción recae al mejor clasificado de la competición y, en caso de no quererlo, al siguiente. Y así, sucesivamente. El precedente del Real Madrid Castilla fue así, por lo que estaremos muy pendientes de lo que decida el Juez Único», aseveró Benàssar.

El Poblense tiene un acuerdo con el Mallorca desde hace varias décadas. La ayuda en un primer momento era económica, pero ahora el club bermellón surte de jóvenes jugadores a la entidad de sa Pobla. El dirigente no cree que coincidir en la misma categoría con el primer equipo afecte a este convenio. «A nosotros nos gustaría poder seguir igual porque somos un equipo formador. Es algo que tendremos que hablar con el Mallorca», concluyó Miquel Benàssar.

El Juez Único deberá decidir si una ronda más en el play-off es suficiente para que se entienda como una mejor clasificación o si, en cambio, se tiene en cuenta únicamente la fase regular.

Sin embargo, existen otras posibilidades según la interpretación del reglamento. El Mallorca B deja una plaza libre en Segunda B, pero si se entiende que el Elche caería al mismo grupo que los conjuntos de Balears ya estaría cubierta. Esta situación podría dejar paso a un escenario en el que otros equipos de Tercera reclamen el ascenso administrativo o que lo haga uno de los descendidos de Segunda B.

Este es el caso del Linares Deportivo, que perdió la categoría de bronce en el grupo IV con 46 puntos, y que, según los medios de comunicación locales, ya ha solicitado retornar a la competición a la RFEF.

Diariodeibiza

Los comentarios están cerrados.