Sports de ca Nostra

La mayoría de los encuentros aplazados por «fuerza mayor» se jugarán el 1 de marzo

1601El temporal que ha azotado las islas este fin de semana ha dejado prácticamente sin actividad futbolística a Balears. La lluvia y el viento obligó a la suspensión de partidos en todas las categorías del fútbol balear, aunque, como es lógico, donde se han suspendido más encuentros ha sido en las categorías inferiores.

El cálculo es que afectará a cientos de encuentros y la Federació de Fútbol de les Illes Balears se plantea que se recupere esta jornada el festivo 1 de marzo, Dia de les Illes Balears.

Algunos clubes fueron previsores y anularon sus competiciones en vista de las nefastas predicciones meteorológicas, que anunciaban desde principio de semana que habría una gran tormenta en todas las islas baleares durante todo el fin de semana.

  En Mallorca ha sido un auténtico desastre porque, además, el temporal provocó que tuvieran que cerrarse al tráfico una treintena de tramos de carreteras y esto impidió que jugadores y árbitros pudieran acudir a los campos en donde debían jugarse los partidos programados antes de conocerse las adversas condiciones meteorológicas.

Fue tanta la confusión y las dudas de las directivas de la mayoría de los clubes que la Federación Balear tuvo que emitir urgentemente el sábado un comunicado oficial, en el que solicitaba a los clubes que antes de trasladarse a jugar contactaran con sus rivales para confirmar que se celebraban los partidos.

La FFIB, además, señaló en su nota que la jornada se declaraba de «fuerza mayor» y,por lo tanto, no procedería la incomparecencia en ninguno de los casos en vista del caos que estaba provocando el vendaval y la lluvia.

En Tercera División se han suspendido cuatro encuentros: tres el sábado (Rotlet Molinar–Santanyí, Ciudad de Ibiza–Formentera y Binissalem–Santa Catalina) y el previsto para ayer San Rafael–Poblense.

A los tres equipos pitiusos el aplazamiento les ha ido de maravilla , especialmente al Sant Rafel y al Formentera, porque los futbolistas que acaban de fichar no tenían la documentación en regla para jugar este fin de semana pero sí la tendrán el 1de marzo, con lo que no están nada disgustados de que los partidos no se pudieran jugar.

Para el Ciudad de Ibiza también ha sido positivo porque a principios de marzo su situación en la tabla clasificatoria puede ser más desahogada y, encima, también se habrá reforzado.

Ya lo dice el refranero: no hay mal que por bien no venga. La lluvia, en esta ocasión, ha sido agua bendita para los tres equipos pitiusos de la Tercera balear.

diariodeibiza

Los comentarios están cerrados.