Sports de ca Nostra

Rafa Nadal pasa con nota su estreno en Australia

14846320339899Brilla en su primer partido ante Florian Mayer, 49º del mundo, por 6-3, 6-4 y 6-4 en dos horas y cuatro minutos, ahora le espera Baghdatis (36º)

 

Piernas rápidas, su mejor derecha invertida y un festival de grandes golpes. El test inicial en la Rod Laver Arena para el ganador de 14 ‘grandes’ fue inmejorable. Su primera cita bajo los consejos de Carlos Moyá, un éxito. Rafa Nadal se impuso en su estreno en el Open de Australia al alemán Florian Mayer, 49º del mundo, por 6-3, 6-4 y 6-4 y en dos horas y cuatro minutos. El mallorquín jugará en segunda ronda ante el chipriota Marcos Baghdatis (36º), que se impuso a Mikhail Youzhny (70º).

El de Manacor traía malos recuerdos de su última visita al Grand Slam que abre la temporada. La sorpresiva eliminación en la primera ronda ante Fernando Verdasco en 2016, después de una maratón de más de cuatro horas, lastró el comienzo del año para el campeón en 2009. Superado el primer escollo, ya solo puede mejorar su actuación. La batalla de Nadal por recuperar el ritmo continúa, olvidada la lesión de muñeca y pese a su derrota en cuartos de Brisbane ante Milos Raonic. Enfrente, Mayer. Con apenas dos precedentes entre ambos, en Roma 2012 y Shanghai 2011. El espigado alemán plantó batalla en su intento de repetir la única victoria ante el ex número uno que logró en China.

Nadal cuajó un primer parcial muy convincente, por delante en el marcador desde los primeros compases. Tras 12 golpes ganadores y altísimos porcentajes con su servicio, firmó el set. El alemán, que salvó hasta cuatro bolas de set para el 6-2, claudicó finalmente en el siguiente juego en apenas 38 minutos. El teutón aguantó el tipo en el segundo hasta el 4-4, allí donde ya no hay casi margen para recuperar una ruptura de servicio. Fue cuando un punto espectacular del español, corriendo de esquina a esquina, le abrió las puertas del primer ‘break’. Con un juego en blanco cerró el segundo set. Rafa cimentó la victoria con un último parcial calcado al segundo, 4-4 y ‘break’ a favor. Esta vez, fue una doble falta de Mayer la que propició la opción de acabar con el partido, que culminó sin conceder opciones de ‘break’ y con 31 errores no forzados pero 39 golpes ganadores, la mayoría de ellos sobre una derecha muy sólida.

 

 

Los comentarios están cerrados.