Sports de ca Nostra

Un Ciudad de Ibiza bipolar se deja dos puntos en Can Misses

1801El conjunto ibicenco empata un partido que ganaba por 2-0 tras los primeros 45 minutos

El Ciudad de Ibiza es un equipo capaz de lo mejor, y de lo peor y ayer lo volvió a demostrar ante sus aficionados en el estadio municipal de Can Misses. Ninguno de los presentes en el coliseo de Vila se podía imaginar que su conjunto acabaría empatando a dos goles un partido que ganaba 2-0 al descanso.

Pudo ser aún peor para el Ciudad de Ibiza, que firmó una pésima segunda parte, en la que se vio perjudicado por un autogol de Pozo y la expulsión de Adrián Ramos. Aunque también reculó ante el mejor juego de un Platges revitalizado en los segundos 45 minutos y que exhibió su mejor versión.

El City empezó bien. Sólo se llevaban disputados unos 60 segundos cuando Brian se revolvió en el área pequeña, pero su disparo se fue manso a las manos del portero visitante Tolo.

En el primer cuarto de hora el dominio territorial de los ibicencos fue absoluto, pero sin ocasiones demasiado claras. El siguiente aviso fue de Ramos, que en el minuto 17 se sacó de la manga un chut desde fuera del área. El balón tocó en un jugador del Platges y desvió la trayectoria, evitando así un mayor peligro para los suyos.

En la tercera acción clara de peligro del Ciudad de Ibiza llegó el 1-0. Luis Lozano, lateral izquierdo que tiene una gran proyección ofensiva, recogió un balón suelto en el área y soltó un latigazo ante el que nada pudo hacer Tolo. Lozano conseguía en el minuto 18 del partido su quinto gol del curso.

Los mallorquines reaccionaron y fue gracias a un chut cruzado de Flaqué, tras bonita acción personal, que repelió Carlos Pérez.

De lo que pudo ser el 1-1 se pasó al 2-0. Fue gracias a un penalti que transformó Brian y que el árbitro, Mascaró Cardona, decretó por considerar que Gali controló un balón con la mano dentro del área. A pocos minutos para el descanso, los de Begoña parecía que encarrilaban una nueva victoria.

Sin embargo, todo varió en una inesperada segunda mitad. Carlos Martínez, entrenador del Platges de Calvià, introdujo tres cambios de inicio (dando entrada a Adri, Oliver y Josemi) y la jugada le salió redonda. Su equipo, nefasto en la primera mitad, fue otro y empequeñeció al Ciudad de Ibiza.

Los visitantes recortaron distancias pronto. Pozo desvió un saque de una falta lateral y la parábola sorprendió al guardameta local (2-1, minuto 49). Fue un tanto de fortuna, todo lo contrario que el 2-2, que logró Adri en el minuto 57 tras un magistral golpeo escorado en la izquierda.

La cosa se le puso aún peor al City con la expulsión de Ramos por golpear a un rival. Quedaba casi media hora por delante, tiempo en el que Adri –en un mano a mano– y Jou –con un disparo lejano– rozaron el tanto visitante. Un gol que estuvo a punto de marcarse el local Reales en el minuto 90 en una peligrosa cesión.

Diariodeibiza

Los comentarios están cerrados.