Sports de ca Nostra

Ushuaïa Ibiza Vóley sofoca la rebelión del Melilla (3-0)

2201Los ibicencos se reponen a la última derrota en la pista del Almería superando a un conjunto norteafricano que venía crecido tras su triunfo en Teruel El español Raúl Muñoz y los venezolanos Edson Valencia y Héctor Salerno lideran a los isleños en un bonito partido en el pabellón de Es Viver

El Ushuaïa Ibiza Vóley recondujo ayer su camino y logró su sexta victoria de la temporada al batir al Melilla (3-0), en el partido disputado en el pabellón de Es Viver. Los ibicencos se repusieron de la dura derrota de la semana pasada ante el Unicaja Almería y, de paso, sofocaron la rebelión que iniciaron los melillenses en la anterior jornada, en la que tumbaron al Teruel a domicilio. Ayer también pusieron en aprietos a los isleños, que tuvieron que emplearse a fondo para ganar.

Los locales sacaron adelante un espectacular primer set que se le complicó en el inicio. Tras el 1–1 el encuentro estuvo interrumpido unos minutos debido a los problemas con el acta electrónica.

Subsanada la avería técnica, los melillenses se escaparon en el marcador 1-5, demostrando que iban a poner muy complicadas las cosas. Con la moral por las nubes tras su triunfo en Teruel, y apoyados en un buen juego, los visitantes siguieron llevando la iniciativa en el marcador durante varios minutos más.

Pero poco a poco el conjunto pitiuso fue ajustando sus piezas y se mostró más sólido y equilibrado en el balance ataque-defensa. Melilla llegó por delante al tiempo técnico (11-12), pero a partir de ahí perdió el control en el marcador.

Emergió Raúl Muñoz para empatar el choque (12-12) y a partir de ahí el Ushuaïa inició una imparable escalada hasta el 25-19. Un buen bloqueo de los isleños selló el triunfo y estableció el 1-0 en el marcador global.

El Melilla encajó con bravura el golpe y no se desmoronó en el segundo set, que pudo ganar cualquiera. Los pilares de los ibicencos fueron Edson Valencia –muy motivado por la presencia de su familia en la grada, llegada desde Venezuela- y el infalible Raúl Muñoz. El andaluz, capitán de los ibicencos, salió al rescate cuando más lo necesitaban los suyos, justificando así los galones que le ha dado el club esta temporada.

Ushuaïa Ibiza fue por delante en el marcador desde el principio hasta el final del segundo set, pero no pudo cerrar la manga hasta el último suspiro. De hecho, el parcial llegó a estar apretadísimo (23-22), pero apareció Muñoz, que se sacó de la manga un potentísimo remate que chocó contra la muralla de brazos del bloqueo melillense, y el rechazo se marchó fuera (24-22). En la siguiente acción los visitantes erraron en la ejecución de una jugada y el 25-22 dejó el segundo set para los de Eivissa.

Último parcial
El tercer set volvió a ser igualadísimo, pero de nuevo cayó del lado local. Hubo alternancias en el marcador pero se acabó imponiendo el mayor oficio de los baleares. Con 14-14 en el electrónico el entrenador local solicitó tiempo muerto para aclarar las ideas de los suyos.

El Melilla exhibió su coraje y mantuvo el tipo hasta el final, aunque, como en las otras mangas, pagaron muy caros sus errores. La figura de Salerno fue determinante en el tramo decisivo. El venezolano clavó dos buenos remates -desde la misma posición- para establecer el 22-19 y el 23-20.

Pero los visitantes tiraron de orgullo y dos puntos consecutivos de Vicente Monfort pusieron el suspense (23-22). Sin embargo, una invasión de zaguero y una mala recepción del propio Monfort certificaron el 25-22 y con él la victoria local. Todo vuelve a su sitio.

Diariodeibiza

Los comentarios están cerrados.