Sports de ca Nostra

Demasiado pronto para la imagen real de Unicaja Almería y Ca’n Ventura pero con ganas de medir fuerzas

20-10-16_piero_y_toni_sentadosEl partido entre el tricampeón y el proclamado aspirante es analizado por Piero Molducci recordando que todavía no hay equipo hecho ni en los ahorradores ni seguramente en los baleares por falta de entrenos

Toni Llabrés subraya que “cuando se salta al campo no se sabe qué jornada es, solo valen las ganas de ganar, ellos para demostrar de lo que son capaces y nosotros para defender que somos los campeones”

El calendario es el que manda y ha puesto un choque de trenes en la jornada dos del campeonato. Presentado por Piero Molducci y por Toni Llabrés, se reconoce que a pesar de que es solo un partido y que quedará mucho por delante una vez concluya, es inevitable que se vaya a algo más. No en vano, se miden campeón y aspirante, que aún están en construcción: “Cuando empiezo a entrenar miro qué va y qué no va en la plantilla, dónde se puede mejorar, dónde hay que trabajar más, qué tiene un jugador, qué tiene otro… y no ha habido tiempo por ahora, así que ni en nosotros ni creo que en Palma hay equipo”. Piero Molducci, técnico ahorrador, habría preferido este encuentro más adelante.

El italiano explicó que “hay jugadores que se conocen, y como son buenos se puede llegar a jugar bien, pero esto es como el queso sobre la pasta, que si es buena y le añades buen queso, la mejoras, o sea, que un equipo lo hacen los pequeños detalles, y en voleibol son los que marcan la diferencia”. No es nuevo en el preparador ahorrador el tener muy presente que “en 9 por 9 metros hay seis jugadores que deben tener una coordinación perfecta, ya que diez centímetros, cinco o tres hacen la diferencia, así que hay que trabajar en el detalle”. Meticuloso en extremo, hizo una confesión: “Me cansa bastante entrenar gente todo el año que mejora mucho y que el año siguiente jueguen en contra de mi equipo”.

Hizo referencia Molducci a una situación que se repite, y no solo por los tres jugadores que ahora están en Ca’n Ventura y que ganaron el triplete con Unicaja: “En España el vóley funciona así, en España no hay corazón del vóley; si a mi me llama Teruel para entrenar allí le digo que no, pero aquí le gente es totalmente diferente y mira otras cosas”. Viendo hombre por hombre, considera a Palma “el mejor, pero no siempre gana el que mejor plantilla tiene”. En referencia a ello, hizo memoria: “Nosotros hemos ganado la liga con jugadores buenos pero con el rival teniendo un poco más; hay muchas cosas que determinan una liga”. Repasó los nombres del conjunto balear poniendo de manifiesto su calidad.

Las referencias sobre el juego de Ca’n Ventura son muy pocas: ”Hemos visto un partido que dura 40 minutos y no se ve nada, cada rotación tenemos dos o tres ataques y tres recepciones; así no se puede ver nada”. Por ello apostilló que este partido habría venido mejor en noviembre o diciembre, ya que “la segunda jornada es como la primera o la tercera, y al final lo importante es que nuestro equipo debe crecer mucho para llegar a la Copa del Rey y a la final de la Superliga”. Han sido muy pocos entrenamientos con todos los jugadores, “como le pasa a Palma”, lo que le sirvió para desdramatizar: “Este partido se puede ganar o se puede perder, pero ahora busco que mi equipo, entrenando cada día durante dos meses, tres meses, tenga un nivel bueno, que ahora no puede tener con tres entrenamientos”.

Piero Molducci considera a la plantilla ahorradora de este año, en principio, más o menos como la del año pasado, con varias incógnitas que se irán desvelando conforme avance la temporada. Como ejemplo, y por falta de tiempo, “tenemos a Mario Ferrera y a Juanmi González y no sé si juega uno o juega otro”. Su mirada se deposita también en Alemão e Israel Rodríguez, cuyo rendimiento determinará hacia dónde se incline la balanza. “El equipo no lo conozco todavía”, aseguró tras reconocer que se está superando una semana con ciertas complicaciones por fiebre en el opuesto y un pequeño problema en el receptor precisamente. Lo que sí tiene claro es que este sábado se ven las caras “dos equipos que quieren ganar la liga”.

Toni Llabrés

El punto de vista de uno de los jugadores, en concreto de alguien con mucho peso en la plantilla blanquiverde como Toni Llabrés, es similar en cuanto a que el choque llega demasiado pronto, pero reconociendo que “cuando se salta al campo no se sabe si es la jornada uno, la dos o la dieciocho, ya que los dos equipos queremos ganar, ellos para demostrar de lo que son capaces al ser nuevos, y nosotros por defender que somos los campeones”. El resultado no llegará a marcar una tendencia en la liga, pero sí “el que gane saldrá reforzado, Palma con confianza por haber vencido en nuestra casa y nosotros por doblegar al aspirante sabiendo todos los nombres que lo componen”.

Entre ellos llegan tres compañeros del triplete: “El vóley en España es un mundo muy pequeño, un jugador que está aquí, el año que vienen puede estar en otro lado, y claro que tengo un buen recuerdo de los tres –Hage, Villena y Fernández-, ya que además de que son buena gente, conseguimos ganar títulos y eso une más a las personas”. A uno de ellos especialmente se le hará raro tenerlo en frente, Alejandro Fernández: “Jugamos toda la temporada con dos líberos y nos entendimos muy bien, además de que hemos pasado el verano juntos”. En el análisis del rival, “jugador por jugador no sé si son los mejores, pero van a estar arriba; es cierto que luego tienen que jugar, y no siempre gana el equipo que mejor plantilla tiene; van a jugar bien seguro y estamos a ver qué nos podemos encontrar”.

En cuanto a su situación personal, asume que tiene “más responsabilidad, pero también más confianza después de jugar muy bien el año pasado y con la selección”. Por ello tiene “ganas de que vengan partidos como este de Palma”. El reto es complicado: “El año pasado fue perfecto y llevamos unos cuantos años más ganando, así que el orgullo está y queremos seguir diciendo que somos el mejor equipo de España, sabiendo que este año tenemos que trabajar más duro si cabe para mantener la hegemonía”. Una de las claves del triplete estuvo en el día a día: “Si ganaos todo lo que ganamos el año pasado fue porque había un gran nivel de entrenamiento”.

Eso aplicado a Ca’n Ventura puede ser un hándicap: “Es vedad que teniendo un equipo titular muy fuente y uno en teoría suplente más flojo, al final entrenando no es lo mismo, no es igual atacar y hacer punto que atacar de cualquier manera y hacer punto, o te relaja o te hace buscar más para ser mejor, y eso puede pasar factura”. Siendo autoexigente, su única pega respecto a lo que pueda suceder con los internacionales que han estado sin descansar, solo una semana por un lado y dos por otro, es que “físicamente estamos mejor pero también es cierto que pienso que al no descansar, la cabeza se nos va a saturar en algún momento de la temporada, y eso también puede pasar factura”.

Votaciones a presidencia de la RFEVB

Preguntado al respecto del proceso electoral que vive la Federación, fue directo: “Quiero votar, pero todavía no lo tengo del todo claro; sé que necesitamos un cambio, pero tengo que sopesarlo todo y ver lo que a mi me parece mejor”. Eso sí, consideró “una vergüenza” el escaso porcentaje del censo con derecho a voto, algo que se ha comentado este verano defendiendo a España: “Imagínate que el capitán de la Selección Española no puede votar; quién se come eso”. Finalizó con una afirmación rotunda con respecto a las condiciones para poder ejercer el derecho a voto: “No me parece normal porque el futuro del vóley lo tenemos que decidir entre todos y no una pequeña minoría”.

WEB Unicaja Almeria

Los comentarios están cerrados.