Sports de ca Nostra

Division de Honor ; FC Barcelona – CD San Francisco (1-0)

img-20161015-wa00179 partidos ganados de 9 jugados (7 en liga y 2 en la Youth League) era el bagaje del rival de ayer del CD San Francisco. El conjunto de Carlos Muñoz, que visitaba la cuidad deportiva Joan Gamper con la ilusión de sumar ante el FC Barcelona, al menos un punto, tenía la difícil misión de disputar el último de los 3 partidos en 7 días contra el rival más en forma de la categoría a nivel nacional, en su campo, en el que contaba con 10 goles a favor y 1 en contra sus tres victorias como local y después de que el mister local Gabri García diera descanso a sus mejores hombres en el partido anterior, solo la pareja de centrales repetía en el 11, sabedor de lo difícil que se lo ponen siempre los rojos.

Si bien es cierto que el Barça tuvo la posesión del balón, y mucho, durante la primera mitad, no era capaz de superar la gran defensa visitante ni desbordarla con juego. En un par de ocasiones por fuera Mboula y en juego interior Lee, sus grandes figuras, llevaron el peligro a las inmediaciones del área visitante pero sin materializarse en ocasiones. La más clara para los locales, un buen remate de cabeza del lateral internacional Cucurella que salió lamiendo el palo izquierdo de la portería defendida por Marc.

Justo después, se avanzaba el CD San Francisco en el marcador por mediación de Fran a la salida de una falta lateral genialmente botada por Xesc. Alegría de los mallorquines que se iba al traste al ver al juez de línea con la bandera levantada señalando fuera de juego. Imagen que se repetía cada vez que el conjunto visitante botada una acción a balón parado, hasta en 5 ocasiones, y que viene siendo una tónica que viven los nuestros al salir de la isla.

El mazazo no lo dió el asistente, sino Mboula al filo del descanso y tras recibir un pase de una falta sacada rápido en la zona de tres cuartos con un latigazo cruzado que Marc llegó a tocar pero no pudo desviar. 1-0 con el que se llegaba al descanso, justo antes de un tiro de Eros que se marchó fuera en la última jugada de la primera parte.

Hizo efecto la charla del cuerpo técnico y el equipo mallorquín creyó que podía ganar el partido. Adelantó líneas, presionó más y mejor en la salida de balón de los visitantes y jugó más y mejor en campo rival. Pou y Manresa, que sustituyó a Coll, hicieron un trabajo brutal en la medular, Óscar y Fran secaron al punta Abel Ruiz y Frau y Fuster no dieron opción ni a Lee ni a Mboula. Esa sensación de pérdida de control del partido del FC Barcelona comenzó a sentirse desde la grada y los banquillos. Gabri movía ficha pero no era capaz de contrarrestar la buena actuación de Franco y Saúl, que salieron desde el banquillo franciscano y que tuvieron en sus botas la victoria. El primero en un mano a mano clarísimo que congeló el corazón de los allí presentes pero que se precipitó a rematar con el portero fuera de posición y cuando todo el mundo esperaba la vaselina o el regate. El segundo, tras una jugada individual en la que, en lugar de finalizar, cedió atrás a Thomas y un defensor sacó bajo palos con el cuerpo lo que habría supuesto el empate. No podemos contar ocasiones locales porque no las hubo en el segundo tiempo.

Antes de acabar, la volvió a tener el CD San Francisco en una contra 2×1 con mala toma de decisión de los atacantes visitantes que hizo que lo más justo, un reparto de puntos, no se diese y acabó con el FC Barcelona pidiendo la hora y ampliando su racha de 10 victorias consecutivas.

Una auténtica lástima ya que, la mayoría de equipos dan por perdidos estos puntos, y al verse tan cerca de ser el primer rival que le planta cara al intratable aspirante al título, después de tanto remar, se acabó muriendo en la orilla, con la cabeza bien alta y con la confianza necesaria para ganar, el próximo domingo 23 de octubre a las 18h al vigente campeón de la categoría: el RCD Espanyol.
Redacción CD San Francisco.

Los comentarios están cerrados.