Sports de ca Nostra

Bartolomé Beltrán le echó una mano a Mateu Ferrer

mateu-ferrerMuchos de vosotros ya sabéis el gran aprecio personal que le tengo a Bartolomé Beltrán, así que me va a encantar contaros esta historia porque involucra a dos mallorquinistas y porque, además, acaba con un final feliz.

Beltrán, a quien sigo echando muchísimo de menos en el Mallorca, mantiene lazos estrechos con el Pontevedra, todo un histórico del fútbol español que en la década de los 60 y comienzos de la de los 70 militó seis temporadas en Primera División e hizo tan famoso su pundonor en los terrenos de juego que acuñó el término “hai que roelo” para recordar a los rivales, por poderosos que fueran, lo difícil que era ganarles. El Pontevedra nunca volvió a Primera y se estableció durante muchos años en Segunda B, aunque recientemente sufrió una grave crisis económica que le llevó a Tercera División.

Fue ahí donde intervino Beltrán, que influyó para que en 2014 Guadalupe Murillo, hija de su amigo el doctor Diego Murillo, presidente de la aseguradora médica AMA, se hiciera cargo de la presidencia del Pontevedra, al que devolvió de inmediato a Segunda B. Desde entonces ha estado ayudándoles en lo que ha podido y su última gestión ha sido echarle una mano al delantero mallorquín Mateu Ferrer y convencerle para que se una al proyecto gallego. Mateu Ferrer ha comenzado hoy mismo a entrenar con el Pontevedra, cuyo objetivo es el ascenso a Segunda A.

Me alegro mucho por Mateu, porque va a un proyecto sólido, y me causa mucha satisfacción comprobar cómo a Bartolomé Beltrán sigue ocasionándole cosquillas en el estómago el gusanillo del fútbol. El Pontevedra será el gran beneficiado, pero no pierdo la esperanza de que algún día volvamos a verlo en el Mallorca.

Futboldesdemallorca

Los comentarios están cerrados.