Rafa Nadal- Thomaz Bellucci (2-6, 6-4, 6-2) Nadal ‘remonta’ ante Bellucci y ya acaricia otra medalla

12 agosto 2016 | Por lorenzo | Categoria: Polideportivo

rafa-nadalNadal no conoce l√≠mites. Su grandeza reside en que, pese a no jugar su mejor tenis, se aferra a los partidos como nadie. No busquen otra raz√≥n para explicar la victoria sobre Thomaz Bellucci (2-6, 6.4 y 6-2). Rafa acus√≥ el desgaste de la maratoniana jornada del mi√©rcoles, jug√≥ mermado por las molestias en la mu√Īeca que le impidieron disputar el dobles mixto, empez√≥ perdiendo, no se encontraba c√≥modo… pero gan√≥ y ya est√° en semis acariciando un doblete ol√≠mpico de matr√≠cula de honor. Y es que en breve pelear√° junto a Marc L√≥pez por el oro en dobles.

El primer set discurri√≥ por la v√≠a r√°pida: 34 minutos dur√≥ para ser precisos. Bellucci creci√≥ por momentos, al tiempo que el p√ļblico. Apenas hab√≠a comenzado el partido cuando ya dispon√≠a de sus dos primeras bolas de break. No las desperdici√≥ (1-2). Le sirvi√≥ para sacudirse la presi√≥n y para que la ‘torcida’ creyera realmente en que exist√≠a un resquicio para la victoria.

Al tenista que estaba llamado a ser el sucesor de Kuerten le entraba todo: aces, dejadas, remates, golpes de fondo… Muy s√≥lido en su juego, sobre todo, en el saque, Bellucci comenz√≥ a pegar palazos a diestro y siniestro. Nadal se defend√≠a a duras penas. No encontraba su juego y acumulaba muchos errores no forzados. De ah√≠ que su rival dispusiera de una segunda oportunidad de rotura. “Vamos a romper”, gritaba la grada. Y as√≠ fue (2-4). El p√ļblico hac√≠a la ola a la espera de que Bellucci finiquitara el set. El n√ļmero 54 del mundo se dio el lujo de lograrlo con un ‘ace’. Por primera vez, tras seis partidos y 15 sets disputados, le ganaba una manga a Nadal.

El margen de error era m√≠nimo y Bellucci comenz√≥ ara√Īando los primeros puntos del segundo set con saque para Rafa. Reaccion√≥ bien el manacor√≠ defendiendo su saque y aplic√°ndole a Bellucci su misma medicina: rotura casi para empezar el saque (1-3). No sin sufrir, eso s√≠, el n√ļmero 5 del mundo desperdici√≥ tres bolas de ‘break’ para acabar imponi√©ndose en el ‘deuce’. La firm√≥ con un gran paralelo.

La suerte, pese a que la cinta sonre√≠a al brasile√Īo, comenzaba a cambiar. Bellucci segu√≠a pegando ‘palos’, pero yo no tan fuerte ni con tanta precisi√≥n. Nadal, por su parte, iba creciendo en el partido y ganando en confianza punto a punto. El juego ya no era tan r√°pido, directo y fluido como quer√≠a Bellucci. Cada uno, sin embargo, iba ganando su saque hasta que se lleg√≥ al 5-3.

Nadal serv√≠a para cerrar el set y volvieron los gritos de “vamos a quebrar el saque”. La situaci√≥n se torn√≥ cr√≠tica: 0-15, 0-30, 0-40… El p√ļblico se convirti√≥ en una caldera con Bellucci golpeando con violencia la bola una y otra vez. El ‘break’ se concret√≥ con un gran resto (5-4).

 

SEGUIR PARTIDO

marca.com

Comentarios cerrados