Sports de ca Nostra

¿Por qué oculta el Mallorca los números?

dineroSi vais a la web oficial del Mallorca y clickáis en la pestaña “el club”, vereis que se os abre un desplegable. El último punto es “ley de transparencia”. La “ley de transparencia” es una norma DE OBLIGADO CUMPLIMIENTO que impuso la Liga hace un par de años para que todos los clubes profesionales hicieran pública su situación económica. El Mallorca la incumple de manera flagrante. A fecha de hoy, a 12 días para que empiece la temporada 2016-17, la única información que figura en ese apartado es el presupuesto de la temporada 2014-15, así como el balance de cuentas de la temporada 2013-14. Es decir, no hay ni un solo dato del periodo de virreinato Cerdà-Claassen ni del año entero (enero 2015-enero 2016) que el alemán fue dueño absoluto del club.

¿Por qué oculta el Mallorca de esa manera sus números, incluso incurriendo en una ilegalidad? ¿Qué es lo que tiene que esconder? ¿Cuál fue el balance del año de Claassen? Por lo que yo sé la pasada temporada se perdieron un mínimo de 7 millones de euros, y creo que me quedo cortísimo. Es una barbaridad para un club de Segunda División, y sin duda está condicionando la forma en la que se acude al mercado en busca de jugadores porque la Liga tiene muy en cuenta el balance económico a la hora de fijar los límites salariales.

En enero se nos dijo que se había llevado a cabo una ampliación de capital de 21 millones de euros. El Mallorca aún no ha elevado ese movimiento al registro mercantil, por lo que no tenemos forma de saber si es o no cierto (de igual modo que tampoco sabemos si Claassen llegó a aportar el millón de euros de ampliación de capital al que se comprometió cuando adquirió el club). Con una ampliación de capital de 21 millones, el Mallorca debería haber devastado el mercado de fichajes. Sin embargo no ha podido competir ni por Ortuño, ni por Xisco, ni por Campaña ni por David Costas y ha fichado jugadores muy veteranos que han llegado con la carta de libertad. A día de hoy, su única incorporación diferencial es la de Juan Domínguez.

¿Cuánto dinero queda en el club? Es la pregunta clave. Si suponemos una pérdida de 7 millones la temporada pasada y le añadimos los 8 millones que obligatoriamente deben pagarse en este ejercicio para liquidar a los acreedores ordinarios y seguir los plazos establecidos con Hacienda en el concurso, nos quedan 6 millones a los que habría que restar lo que se gastó en jugadores en enero (aprox. 600.000 euros entre Oscar Díaz, Lago Júnior y Pol Roigé). Sigue siendo mucho dinero porque por supuesto hay que sumarle los ingresos de esta temporada, en la que se multiplican los derechos de TV. No cuadra en absoluto con el comportamiento de Maheta en el mercado.

Mucho me temo que el agujero de la pasada temporada excedió en mucho los 7 millones de euros y mucho me temo que la situación económica es bastante más delicada de lo que parece (desde la visita de Andy Kohlberg no ha dejado de haber un goteo contínuo de despidos de personal en el club). La única ventaja aquí es que el propietario es multimillonario y en cualquier momento puede sacar la chequera pero, claro, tiene que querer hacerlo. ¿Hacia dónde vamos? No lo sé, pero quiero ser escéptico en cuanto a Robert Sarver porque ninguno de los que estamos aquí conoce sus verdaderas intenciones en torno al Real Mallorca. Sarver, no lo olvidemos, es un banquero de gran éxito. Y un banquero es, por encima de todo, un profesional del pragmatismo.

Futboldesdemallorca

Los comentarios están cerrados.