Sports de ca Nostra

El día a día de un hacedor de porteros por José María Díaz Berrocal

Paco-Natera-414R. Sundaysson José María Díaz Berrocal (Eivissa, 02/02/1967) vive su profesión con inusitada ilusión y con toda la pasión que se puede esperar de una persona que lleva vinculada al mundo del fútbol desde su más tierna infancia. El hoy día preparador de porteros del San Rafael comenzó a jugar como guardameta a los 12 años de edad, debutando bajo los palos en el que fue su primer equipo, la Peña Blau i Grana. Posteriormente, desarrolló una intensa carrera deportiva defendiendo los colores de clubes como el Ibiza Atlético, el ya extinto Talamanca, Hospitalet, Ibiza, San Rafael, Portmany y Sant Josep, conjunto en el que finalmente colgó las botas tras mantenerse en activo durante un total de 16 años.

A Díaz Berrocal le corre el fútbol por las venas. Eso es algo que se nota al instante. Con apenas intercambiar unas palabras con él ya sabes que es una persona que disfruta con lo que hace. Un profesional que vive su oficio con entrega y dedicación, aportándoles a los más jóvenes su experiencia dentro del mundo del deporte.

A comienzos del 2015 obtuvo en el Levante el título específico de entrenador de porteros y el de preparación física. Tras vivir una breve experiencia en el CD Ibiza, el técnico del San Rafael, Vicente Román, le ofreció a finales del pasado verano la oportunidad de enrolarse a bordo de un nuevo proyecto con el conjunto rafeler. Un reto que Díaz Berrocal aceptó con sumo gusto. Actualmente, bajo la dirección de Vicente Román, José María se encarga de la preparación de los porteros de la primera plantilla y coordina además el trabajo de los guardametas del fútbol base a través de la escuela Goalkeepers Ibiza Porters.

ImageProxy

 

“Con Vicente Román la confianza es absoluta. Desde el primer día me dio libertad para trabajar y planificar como quisiera los entrenamientos con los porteros, incluso con los de Tercera”, reconoció Díaz Berrocal.

Bajo su tutela actualmente se entrenan 18 guardametas: 5 benjamines, 4 alevines, 4 infantiles, 1 cadete, 2 de categoría regional y la dupla de porteros de la plantilla de Tercera División. Al preguntarle cómo es la labor cotidiana de un preparador de porteros, Díaz Berrocal explicó que “hasta hace seis o siete años, los porteros eran los verdaderos olvidados en los equipos de futbol. No tenían ningún tipo de trabajo específico a no ser que jugaran algún partidillo, les lanzaran a puerta y poco más. Eso hoy día ha cambiado mucho porque se trabaja de otra manera con ellos, desarrollándose un entrenamiento y unos ejercicios físicos específicos que no tienen nada que ver con el trabajo que realizan el resto de jugadores”.

www.futbolpitiuso.com

Los comentarios están cerrados.