Sports de ca Nostra

“El poder de los futbolistas”, por Tomeu Terrasa

ImageProxyCuando una plantilla ve un entorno desestructurado en su club, suele tener barra libre para llevar a cabo actos de indisciplina. Si su jefe no sabe imponerse, los jugadores le venden ante el propietario. Este ha sido el caso del Oviedo con Sergio Egea. Son unos malcriados, creen que están por encima del bien y el mal porque saben que no les pasará nada. Molango, Vázquez o, el propio Egea; son víctimas de motines. Carlos Slim está en México, el director deportivo es un manso y la solución es traer a otro entrenador mexicano.

En el Mallorca hubo una reunión de vestuario sin el entrenador: la antesala de un motín. Antes que suceda lo mismo que en Oviedo, debe quedar claro que Vázquez no tiene la culpa de heredar una plantilla poco metida, sin compromiso y técnicamente limitada. Molango no estuvo afortunado en Palamós, pero siempre ha sabido rectificar. Espero que sepa sacar el puño de hierro. En lugar de dar abrazos a los jugadores en la salida del vestuario e irse de fin de semana a hacer ejercicios espirituales con los jefes de área, que llevan años anclados en el pasado, el consejero delegado debe asumir que no es su colega.

No hablo de echarles a la calle, si no de reubicarles y dar paso a gente preparada. Hay empleados que llevan años aprovechándose y viviendo a costa del club. Ha llegado el momento de hacer lo que otros no se atrevieron y les costó el fracaso de su proyecto.
Leer desde la web »

Los comentarios están cerrados.