Sports de ca Nostra

Mallorca-Nastic (2-2). Arias López arregla el desastre de Vázquez

1d38e2f46537b310248f2890ec86a90f_XLEl empate final no debería permitirnos atenuar el desastre que es a día de hoy el Mallorca. De no haber contado un arbitraje tan benevolente como el de hoy el equipo hubiera sufrido una nueva derrota. No entiendo lo que hace Fernando Vázquez. No entiendo sus alineaciones, ni sus cambios ni por supuesto su sistema, pero sí sé que éste no es el camino porque no siempre le pitarán dos penaltys a favor. O esto sea arregla o nos vamos de cabeza a Segunda B.

La primera parte fue nefasta, horrible, sin calificativo positivo posible. El Mallorca ni siquiera se acercó a la portería de Reina y el Nàstic manejó el partido como quiso bajo la batuta de un futbolista descomunal como Emaná, que se bastó él solo para descomponer a todo el centro del campo mallorquinista. Pronto llegaron los goles, y desgraciadamente fue en la portería de Cabrero. Primero Mossa, con un zurdazo terrible desde fuera del área, y luego Naranjo, a bocajarro tras un saque de esquina.

Sorprendentemente Vázquez no hizo cambios tras el descanso y por supuesto todo siguió igual. Hasta que Arias López se puso a los mandos del partido y comenzó a señalar penaltys en el área del Nàstic mientras se hacía el ciego en la zona de castigo mallorquinista. Siempre trato de ser objetivo con lo que escribo y hoy el arbitraje me ha parecido escandaloso a favor del Mallorca. Si me enerva cuando lo sufre en contra, debo ser fiel a mis principios y criticarlo cuando es al revés. Brandon falló el primero, pero Lago acertó en el segundo y permitió al equipo entrar en el partido.

Desconcertado por lo que estaba pasando, el Nàstic se vino abajo y además se quedó con 10 por expulsión de Pablo Marí. De eso se aprovechó el Mallorca, que a los 84 minutos estableció el empate en un disparo cruzado de Brandon dentro del área. Pese a la ventaja numérica y a la situación del rival el equipo fue incapaz de crear ni una sola ocasión más. De hecho, quien pudo marcar fue el Nàstic a los 94 minutos en un error de Avendaño que arregló con rapidez Cabrero. Al final, un puntito que puede que valga mucho al final, pero que a día de hoy no soluciona nada. Es más, creo que hay motivos para sentirse más preocupados que nunca.

Tomeu Maua Futboldesdemallorca

Los comentarios están cerrados.