Sports de ca Nostra

» El Chapi Ferrer » Un fichaje secreto de Estado

fichaje-secreto-1Dio una pista en la tarde del viernes durante la fiesta de la Penya Arrabal. Junto al nuevo alcalde de Palma José Hila y el presidente de la Federación Balear Miquel Bestard, Utz Claassen, micrófono en mano y ante un auditorio de algo más de quinientas personas, contó que estaba «muy cansado» porque «he llegado de Valencia tras irme a dormir muy tarde».

Ayer desveló el presidente del Mallorca lo que fue a hacer a la capital del Turia. Entrevistarse con Albert Ferrer, con quien, tras siete horas de intensas negociaciones en un hotel con la playa valenciana como único testigo, cerró el acuerdo para ser el entrenador del centenario de la entidad mallorquinista. La cita se concretó en Valencia porque, como dice un destacado miembro del club, «en una isla la única puerta de entrada es el puerto o el aeropuerto, y todo se sabe».

Por primera vez en muchos años, el Mallorca ha fichado un entrenador sin que se filtre ningún nombre. Han sido muchos lo que se han publicado en los medios de comunicación. Algunos comprobados, como Fernando Vázquez, que fue ‘cazado’ en un conocido restaurante de Palma dispuesto a entrevistarse con Claassen y el director deportivo Miquel Angel Nadal. El día que fue visto por tres periodistas, que lo difundieron por las redes sociales, el técnico gallego, posiblemente sin saberlo, había cavado su propia fosa. «No está descartado, pero ha perdido muchos puntos», comentaba una persona del entorno del presidente. Y es que Claassen prohibió terminantemente a los candidatos –ocho de tres países diferentes, según desveló ayer– hablar o dejarse ver por la prensa. Esa fue también la tumba para Quique Setién quien, en declaraciones a este periódico, confesó que fichar por el Mallorca «colmaría» sus «aspiraciones».

Juan Antonio Anquela, ex del Numancia, también estaba entre una larga lista de candidatos, al igual que Rubí, del Valladolid; Sergi Barjuan, del Almería y el propio ‘Chapi’ Ferrer, que ha cumplido a rajatabla las órdenes de su nuevo jefe.

Desde el mismo momento en que Claassen decidió prescindir de Miquel Soler, tras la victoria ante la Ponferradina que certificaba matemáticamente la permanencia, se propuso liderar la contratación del nuevo técnico bajo la premisa de la máxima discreción. Tan en serio se lo tomó que hasta sus más fieles colaboradores en el club desconocían los entresijos de las negociaciones y con quién se llevaban a cabo. Y los pocos que conocían la identidad del nuevo inquilino del banquillo estaban alertados de que podían pagar muy caro el irse de la lengua.

El mejor ejemplo de que el trabajo se había hecho a la perfección hasta el último momento se dio ayer en los minutos previos a la presentación del entrenador en la sala de prensa del Iberostar Estadio. Ni uno solo de los representantes de los diferentes medios que acudieron a la puesta de largo del nuevo entrenador conocían el nombre hasta que vieron aparecer junto a Claassen a una figura menuda que respondía al nombre de Albert Ferrer. Una auténtica obra de orfebrería en la era de las redes sociales, en la que parece imposible realizar el más mínimo movimiento sin que alguien se entere. Claassen amenaza con hacer lo mismo con los muchos refuerzos que se esperan hasta finales de agosto. Fichajes secreto de Estado, como el de Ferrer.

Leer:  Un fichaje secreto de Estado – Diario de Mallorca

Los comentarios están cerrados.