Sports de ca Nostra

Inquietud en la plantilla rojilla por la indefinición del proyecto

inquietud-plantillaLa parálisis que afecta al Real Mallorca ha llegado a la plantilla. La falta de definición del proyecto, con todo parado a la espera de la contratación del nuevo entrenador para la temporada del centenario, está condicionando el futuro de varios jugadores del primer equipo, que están a la espera de noticias para saber a qué atenerse. Son varios los que están pendientes del entrenador, que presumiblemente se conocerá a principio de la próxima semana. También de ofertas de renovación, que no se producirán, en el caso de los jugadores que finalizan contrato, hasta la llegada del nuevo inquilino del banquillo.

Michael Pereira es uno de ellos. El jugador francés, que ha cubierto una temporada más que discreta, está en la agenda del Maccabi Haifa y, aunque tiene un año más de contrato, quiere saber qué hará el club con él. Pedro Bigas, que también finaliza contrato, está empeñado en jugar en Primera la próxima temporada. Pero si no le llega una oferta convincente, tanto en el plano personal como profesional, contempla la posibilidad de renovar por el Mallorca. Pilar en el centro de la defensa con todos los entrenadores que han pasado por Son Moix en las últimas temporadas, Miquel Angel Nadal estaría encantado de que se quedara, pero todavía no se han sentado a hablar porque toda la atención del director deportivo está centrada en la contratación del entrenador. Bigas es consciente de su peso en la plantilla y, en el caso de que negocie su continuidad, exigirá un contrato en función de su valía en el campo y en el vestuario. Por lo que, si no llega a fichar por un club de Primera, se prevé una negociación complicada.

El también central Agus tiene contrato en vigor y el Mallorca está predispuesto a alcanzar un acuerdo para romper la relación. Su ficha es considerada elevada en el club, sobre todo tratándose de un futbolista suplente. El rendimiento del manchego ha dejado mucho que desear en un curso pésimo en lo personal y del equipo. El jugador asegura estar tranquilo porque tiene contrato, pero estaría dispuesto a hablar si se abriera la posibilidad de abandonar la isla.

Xisco Jiménez, el máximo goleador de la plantilla con nueve goles, debe volver al Córdoba, club que posee sus derechos. Pero el Mallorca, siempre que el nuevo entrenador dé el visto bueno, luchará por que el jugador mallorquín continúe la próxima temporada. Xisco, que está de vacaciones en las Bahamas, sabe que, si no le dicen lo contrario, deberá empezar la pretemporada en el Córdoba, que ha descendido a Segunda. Pero ni Oltra, el técnico de los andaluces, ni el propio club han mostrado un excesivo entusiasmo por el regreso del jugador.

Otro caso es el de Company, con ficha del filial y que debe negociar un contrato profesional. Pero también está a la espera del entrenador, que debe decidir. Por último, el club vería con agrado la salida de Joao, titular indiscutible esta temporada.

Leer:  Diario de Mallorca

Los comentarios están cerrados.