Sports de ca Nostra

Denuncian un presunto amaño en la Fase Interislas júnior femenina de Baloncesto

297789La resolución de la Fase Interislas júnior femenina está en entredicho. El representante ibicenco en la competición, el PDV/Portus, denuncia un presunto amaño en el partido que enfrentaba el sábado a los equipos mallorquines del Pizzería Plaza Bahía San Agustín (líder invicto) y el Binissalem (tercero hasta la última jornada), en el que se decidía la presencia del conjunto de Puig d’en Valls en el Campeonato de Balears de la categoría.

Las ibicencas habían hecho los deberes a primera hora de la tarde después de derrotar al CB Alcázar menorquín por 60-43. Sin embargo, el hasta entonces líder invicto perdió «en extrañas circunstancias» frente al Binissalem, según denuncian desde el PDV, por 51-42, privando a las ibicencas del pasaporte a la fase final. Se da la circunstancia que en el partido de ida, disputado hace menos de un mes, se había impuesto el San Agustín por 20 puntos de diferencia.

Según esgrime el entrenador de las ibicencas, Joan Mayans, «se juntan varias circunstancias que hacen sospechar» de la pulcritud de la liguilla provincial. Por un lado, una de las jugadoras del Bahía San Agustín grabó tras el partido un audio de voz, que después envió a una jugadora del PDV, y en el que atestigua que el árbitro del encuentro, Tomeu Pons, le habría espetado a la entrenadora del equipo mallorquín que tenía «órdenes» de que el Campeonato de Balears no se celebrara en Eivissa –donde debía disputarse en caso de clasificación de un equipo ibicenco.

La grabación de la jugadora mallorquina, de la que guardan una copia en el PDV, dice lo siguiente: «Me da rabia que digan que nos hemos dejado perder, pero en realidad nosotras preferíamos ganar. Sonia [la entrenadora] nos ha comentado que el árbitro le ha dicho: ‘lo siento, es que tengo órdenes de que el campeonato no se puede jugar en Eivissa’ y por eso pitaba fatal, y quizás por eso no nos ha dejado ganar».

Pero las suspicacias se remontan meses atrás. Tal y como sostiene Joan Mayans, Tomeu Pons es «la mano derecha de Estarellas [presidente de la Federación balear] y su futuro sucesor». «Este mismo árbitro ya nos pitó una técnica en los últimos segundos de nuestro partido contra el Binissalem que nos hizo perder de un punto, y yo sabía días antes de esta última jornada que pitaría el San Agustín-Binissalem. Son muchos indicios y las chicas estaban bastante mosqueadas», lamenta el entrenador ibicenco, que ha puesto en conocimiento de la entidad los hechos acaecidos para que estudie presentar una reclamación.

Por si fuera poco, Mayans lamenta que el calendario de la Fase Interislas «lo hizo a mano Estarellas como a él le convino», dejando para la última jornada un duelo directo entre equipos de Mallorca. Dado el coste de desplazamiento de equipos y colegiados, Mayans traslada la siguiente pregunta: «Si ganando el Binissalem se pueden evitar organizar la fase final en Eivissa y así ahorrar entre 2.000 y 3.000 euros por equipo, ¿quién les conviene que gane?».

Tras la última jornada de la Fase Interislas, los cuatro equipos clasificados para el Campeonato de Balears [los dos primeros de cada grupo] son el Bahía San Agustín, el Binissalem, el Sant Josep y el CTEIB, todos ellos mallorquines.
Periodicodeibiza

Los comentarios están cerrados.