Sports de ca Nostra

RCD.Mallorca ; ¿Y si echamos un vistazo atrás?

untitledEn el año 2010, un par de meses antes de que entrara Serra Ferrer, el Mallorca se quedó a un minuto de jugar la Champions. El equipo estaba totalmente consolidado en Primera División y disponía de la mejor dirección deportiva de su historia. Nando Pons, que se había convertido en máximo responsable de esa parcela, en 2006, tras la dimisión de Cúper, había fichado en sólo cuatro años a Nunes, Basinas, Pisculichi, Trejo, Jankovic, Varela, Ibagaza, David Navarro, Scaloni, Güiza, Borja Valero, Castro, Mario Suárez, Cléber Santana, Jurado, Webó, Mattioni, Pina, Julio Alvarez, Pereira y Aduriz, futbolistas que en la mayoría de los casos dejaron beneficios multimillonarios, y por los que nunca se pagó más de 5 millones de euros de traspaso (la mayoría, de hecho, llegaron gratis). Y sí, por supuesto es cierto que hubo fichajes equivocados, como Keita, Callejón, Corrales, Pezzolano o Maxi López, pero por ninguno de estos se pagó traspaso y el ratio entre aciertos y fracasos fue abrumadoramente favorable.

Mientras eso sucedía, Pedro Terrasa llevaba dos años utilizando a sus palmeros para desacreditar a Nando Pons. Tras fracasar en el intento, rabioso, se encargó de allanar personalmente el camino para que Serra Ferrer le comprara las acciones a Mateu Alemany. El objetivo era que Serra le hiciera el trabajo sucio y echara a Nando Pons y a todo su equipo, a los que además los basureros  habituales de Pedrito se encargaron de crucificar públicamente.

Cuando Serra Ferrer entró en el club se cargó casi todo lo que había edificado Nando (alguno quedó, como Gabi Vidal o Manolo Molina), que pasó a ser el enemigo público número uno del mallorquinismo. Han pasado casi cinco años desde entonces y no hace falta que os recuerde donde estamos ahora. Conviene reflexionar por qué hemos llegado hasta aquí y quién es el verdadero culpable. Serra Ferrer fue un desastre, Cerdà fue el peor directivo de la historia del club y Claassen de momento no ha mejorado absolutamente nada, pero en el origen de esta penosa etapa todo nace como consecuencia de una venganza personal de Pedro Terrasa hacia Nando Pons. Y así nos va a todos.
Futboldesdemallorca T.M.

Los comentarios están cerrados.