Sports de ca Nostra

Portmany y Jesús dinamitan la Preferente‏ de Ibiza

ImageProxyMás emoción, imposible. Tras la disputa de la quinta jornada, la Regional Preferente llega a su ecuador y sigue dando disgustos a unos equipos, alegrías a otros y, sobre todo, ofrece pasión por el fútbol local al aficionado. Este domingo, dos equipos que apenas tienen opciones de entonar el alirón, han animado una liguilla que gana enteros a medida que pasan las jornadas y que todavía no tiene un claro favorito al título final.

Portmany y Atlético Jesús se han encargado de apretar la cabeza de la clasificación y de hacer un gran favor al Ciudad de Ibiza, que se mete en la pelea por el play-off cuando muchos le daban por muerto. El Sant Jordi no ha pasado del empate (2-2) frente al conjunto de Vicente Fernández y el CD Ibiza sumó un punto con sabor a victoria en el campo de la escuadra entrenada por Mariano Díez (1-1). Dos resultados que dejan la Preferente abierta hasta el final. Y es que los tres grandes favoritos dependen de ellos mismos para alzar el ansiado trofeo.

anuncio

El Sant Jordi, que suma 11 puntos, sigue líder, pero el CD Ibiza, segundo, le sigue los talones muy de cerca (9 dígitos), mientras que el Ciudad de Ibiza acaba la primera vuelta tercero con 8 puntos y con todas sus opciones intactas. Esta tarde ante el San Rafael B, ha brillado con luz propia Álvaro García, un nuevo fichaje procedente del fútbol regional sevillano. El delantero se ha bastado sólo para tumbar al conjunto de Toni Ortiz. No en vano, los cuatro goles llevan su firma.

En Jesús, el equipo rojiblanco tuvo las mejores ocasiones del partido, pero no supo aprovecharlas. Todo lo contrario que su rival, que estuvo más certero de cara a puerta. Lúa, con un disparo desde la frontal del área, igualó al borde del descanso el tanto inicial local. El equipo de Mariano Díez, al menos, sumó su primer punto en la liguilla, aunque se mantiene una jornada en el último puesto de la clasificación.

En el Kiko Serra había mucha expectación por ver en acción a dos equipos de casta y raza y el público pudo disfrutar de un choque intenso. El cuadro de Tortosa se fue al descanso con un claro 2-0 gracias a los goles de Ramos, de penalti, y de Youssouf, que superó al portero portmanyista  la salida de un córener, pero tras el paso por vestuarios, los verdinegros, azotados por el empuje visitante, tiraron el partido en diez minutos. Banana recortó diferencias en los primeros compases y Álvaro, de pena máxima, estableció las tablas, provocando la expulsión del defensa local Dani Gómez. El Sant Jordi, con un futbolista menos, no pudo darle la vuelta al marcador y cedió dos puntos vitales.
Futbolpitiuso

Los comentarios están cerrados.