Sports de ca Nostra

UN REAL MALLORCA PARA VOLVER A SOÑAR VENCE AL LUGO (2-1)

a9ec91ebe0b7c08f3eb69d7d68695815_XL4 de 4, 12 de 12 puntos, este Real Mallorca es otro desde hace menos de un mes y ha conseguido encadenar cuatro victorias de forma consecutiva. El equipo de Karpin venció al Lugo por dos goles a uno, con tantos de Marko Scepovic en el mejor partido de la actual temporada.

El cuarto triunfo permite al Mallorca escalar posiciones hasta la zona tranquila de la tabla, mientras que la derrota, tercera de la temporada, frena las aspiraciones del Lugo.Una gran acción individual de Marco Asensio (minuto 23) valió por todo el fútbol que ambos equipos se resistieron a ofrecer en la primera parte.La «perla» de la cantera mallorquinista ganó un balón en su campo y llegó hasta la otra aérea tras dejar en su camino a cuatro jugadores del conjunto lucense, que no lo pudieron parar ni con faltas ni agarrones.

El espectacular eslálon del futbolista mallorquín, de 18 años, y al que el Barcelona B quiso fichar en agosto, acabó con un remate cruzado que se fue fuera por muy poco.

Hasta ese momento, el Lugo había tenido el balón y el dominio, pero no un fútbol profundo.

De hecho, su acción más peligrosa ante la meta local no llegó hasta el minuto 33, cuando el central Pedro Bigas dejó con el molde hecho a Luis Fernández, que llegaba libre de marca a rematar un balón franco.

Otra acción que pudo ser decisiva se registró en el minuto 21.

El colegiado no vio unas manos claras de Samuel en el área tras un remate de Arana, y dejó sin sancionar un penalti claro, como lo demostraron las imágenes de televisión.

Pero, si en esa jugada el Mallorca fue el perjudicado, ocurrió todo lo contrario (minuto 36) cuando el árbitro perdonó la segunda tarjeta amarilla, y la correspondiente expulsión, al central Bigas, que agarró por detrás a Pita.

El Lugo salió dormido en la segunda parte y Scepovic no perdonó para marcar dos goles en los primeros ocho minutos y dejar, prácticamente, sentenciado el partido.

El conjunto gallego pagó caro los errores de concentración en defensa y tuvo que abrir aún más sus líneas en busca de un gol que le volviera a meter en el partido.

Lo consiguió (minuto 57) muy pronto a través de Luis Fernández, y a partir de ese momento todo fue distinto en el terreno de juego.

El Mallorca ya no fue tan incisivo en sus ataques y prefirió esperar un contragolpe definitivo; el Lugo, en cambio, quemó todas sus naves en busca del empate y, de hecho, lo tuvo (minuto 66) con un cabezazo de Pelayo, que había sustituido a Iago Díaz, que Cabrero detuvo en una gran intervención.

El Mallorca acabó el partido agazapado en su campo,y el Lugo, lanzado en busca de un empate que no llegó. mallorcaesports.es

Los comentarios están cerrados.