Sports de ca Nostra

El floreciente negocio del Güell a Lluc a Peu

untitledLos actuales promotores del Güell a Lluc a peu se han revelado como unos habilísimos hombres de negocios capaces de transformar el sentimiento que envuelve este tradicional acontecimiento popular en un pingüe negocio al cobrar 3,5 euros a cada participante. Si acuden unos 17.000 habrán cosechado una considerable cantidad de dinero a costa de la ilusión de la gente.

Estas jugadas de espabilados no deberían consentirse. Las instituciones deberían tener muy claro que no se puede cobrar por acudir a un acontecimiento cargado de emotividad, centrado en caminar por las carreteras mallorquinas hasta llegar al Santuario. No parece seria ni rigurosa tal voracidad de conseguir dinero por parte de la empresa promotora. Tal ánimo de lucro contrasta con la generosidad del gran Tolo Güell, que impulsó el acontecimiento en 1974, aún durante el franquismo, y lo convirtió en un acontecimiento único en aquella Mallorca de la transición que iba recuperando sus señas de identidad poco a poco hasta convertirlo en una de las grandes fiestas de la Mallorca en democracia recobrada.

Durante estas cuatro décadas, del Güell a Lluc a Peu se ha convertido en un patrimonio de la sociedad mallorquina, símbolo del afán de superación y de devoción hacia lo que significa Lluc como emblema del espíritu de esta tierra,

Convendría que alguien actuase para evitar que la celebración se convierta es un acontecimiento de pago con la tarifa de inscripción aumentando de año en año. Si se sigue así, la fiesta quedará muy pronto desnaturalizada y pasará a convertirse en un espectáculo sin personalidad. Cobrar más implica más oferta para captar clientes. Y hacía ahí parece que va la actual empresa promotora: añadir nuevos supuestos alicientes a cambio de más dinero. No puede consentirse. Todo pueblo que se aprecia a sí mismo ha de saber mantener sus tradiciones. Sobre todo una tan propia como caminar decenas de quilómetros hasta el corazón de Mallorca.

Autor: mallorcadiario.com

Los comentarios están cerrados.