Casa Rural en Asturias. Reserva tus vacaciones al 630.938.965
Sports de ca Nostra

Alemania ríe, Argentina llora

l10cd004Como si del centro de Munich se tratase, miles de alemanes se reunieron ayer en la popular calle del Jamón para disfrutar del encuentro frente a la Argentina de Leo Messi. La masa de seguidores alemanes se dejaba ver metros antes de llegar a la concurrida calle, cerrada al tráfico por la Policía Local de Palma.

Ataviados con toda clase de complementos del color de la bandera germana, entre 5.000 y 6.000 aficionados de la ´Die Mannschaft´ llenaron hasta la bandera una de las cervecerías más conocidas del Arenal. Cualquier elemento con los colores de la selección sirvió para animar. Gafas de sol, sombreros, plumas de indio o collares de flores.

Entre la inmensa multitud de camisetas de Alemania destacaba la elástica albiceleste de Daniel, uno de los camareros del local, que a los pocos minutos de comenzar el partido se la tuvo que quitar: “El jefe me ha dicho que si gana Argentina me deja ponérmela, pero si marcamos me la pondré igualmente”, afirmó sonriente el camarero de origen argentino.

Ajenos a la camiseta de Daniel, los germanos no quitaron ojo de las gigantescas pantallas de televisión del local. Todos de pie y con la mirada fija en la televisión. Con las caras pintadas con los colores de su selección, los seguidores alemanes se llevaban las manos a la cabeza con cada ocasión de peligro de Argentina.

Las recuperaciones del equipo de Joachim Löw, sin embargo, se celebraban con las jarras de cerveza en alto y gestos de satisfacción. Mientras que las ocasiones a favor se contaban por ensordecedores ´Uy-s´.

Entre los pocos españoles del local, tres trabajadoras de un hotel de la zona. “Vamos con los alemanes por cercanía. Después del partido sabremos de qué humor nos los encontraremos mañana”, comentó entre risas Anabel, una de las tres compañeras de trabajo.
La bulliciosa cervecería enmudeció por completo tras el gol de Higuaín. Por suerte para los alemanes, el susto duró poco y pudieron celebrar la anulación del mismo a los pocos segundos. Fue entonces cuando más animaron los teutones a su selección. “Deutschland, Deutschland”, coreaban al unísono.

Justin Heimann y Max Keil, dos jóvenes alemanes de vacaciones en Palma, no quisieron perderse el partido y acudieron con el resto de sus compatriotas al conocido establecimiento. “Si ganan nos bañaremos en el mar, desnudos”, prometieron los jóvenes de 20 años. “Si perdemos nos iremos a dormir al hotel”, añadieron.

Ya en el centro de Palma, medio centenar de argentinos se dieron cita en un pequeño bar deportivo de la calle Sant Magí. Los más puntuales pudieron disfrutar de la final en primera fila, mientras que los rezagados tuvieron que conformarse con verlo desde fuera del local y de puntillas.
Algunos, resignados y conscientes de que no podrían ver el encuentro por el gentío, recurrieron al móvil para verlo en directo y no perder detalle.
Los seguidores de la albiceleste no dejaron de animar a su selección en ningún momento. Acompañados por unos improvisados tambores, el bar y la calle se convirtieron en una auténtica fiesta. Los argentinos saltaban, bailaban y, sobre todo, cantaban.

“Brasil decime qué se siente, tener en casa a tu papá”. La canción que tan popular han hecho durante este Mundial, no dejó de sonar durante el partido. “Maradona es más grande que Pelé”, gritaban orgullosos de sus colores y con los vasos de cerveza sobre sus cabezas.

“Si perdemos da igual, hemos quedado más arriba que Brasil. Ya somos campeones”, declaró ´Peto´, argentino afincado en Palma. ´Peto´ miraba el partido desde la calle, aunque sin importarle demasiado: “Mañana lo veremos repetido en la televisión mil veces”.

La camiseta con el 10 de Messi era la más repetida entre los aficionados argentinos, aunque el nombre más coreado fue el del ´jefecito´ Mascherano. “¡Vamos Mascherano carajo!”.

La cábala argentina, más conocida como superstición, llegó también a las calles de Palma. “Hemos visto aquí todos los partidos, de pie desde el mismo sitio. Con la bandera argentina en la cintura y con la misma camiseta”, manifestó ´Peto´ mostrando orgulloso sus colores.

“Si gana Argentina cantaremos y festejaremos. Perder este partido no entra en nuestros planes, pero si perdemos festejaremos y cantaremos igual. Siempre estaremos con Argentina”, declararon María y Paz, dos seguidoras de la albiceleste que tampoco quisieron perderse el partido del año diariodemallorca.es

Los comentarios están cerrados.