Casa Rural en Asturias. Reserva tus vacaciones al 630.938.965
Sports de ca Nostra

Formentera y Eldense dejan las espadas en alto

 1801El Formentera y el Eldense se jugarán el ascenso a Segunda División B en una hora y media. Después de 64 horas y media jugandas en los 43 partidos (38 de Liga y cinco de la fase de ascenso) que han disputado a lo largo de la temporada, el ascenso se decidirá en 90 minutos porque como era de esperar, ayer, en el encuentro de ida, no se decidió nada y el empate sin goles deja las espadas en alto de dos rivales de un potencial bastante parejo, pero los eldenses tendrán la ventaja de jugar el próximo sábado (19.00 h.) en su campo y ante su ruidosa y fiel afición.

El de ayer empezó con un dominio territorial del Eldense, que movía bien el balón pero sin peligro ante unos jugadores locales bien cerrados atrás, y con Armando como tercer central y cuarto centrocampista. Sin embargo, el primer disparo fue de Bernal, pero el balón se fue alto.

El Eldense estaba cómodo, pero de repente apareció un aliado del conjunto local que cambió el panorama: el viento, que empezó a soplar a favor de los rojinegros. Para aprovecharlo Alber Urrea lanzó dos trallazos que no entraron de puro milagro. El primero se fue al larguero y el segundo fue desviado a córner cuando se cumplía la primera media hora.

Bernal también quiso aprovechar el aire para intentar meter un gol olímpico, mientras el técnico visitante pedía calma y un poco más de concentración a sus futbolistas, a los que el viento barrió del terreno de juego en el último cuarto de hora de la primera parte
En el descanso cayó un importante e inesperado chaparrón que refrescó la ideas del conjunto visitante, que en la reanudación salió decidido a buscar la espalda de Mayans para crear peligro, pero allí estaba el omnipresente meta Marcos Contreras, que utilizó la yema de sus dedos para desviar un gol que ya cantaban los hinchas visitantes. Eran momentos de incertidumbre, pero apareció el sol que iluminó a Luis Elcacho para cambiar a Moreno por Mourad y hacer desaparecer del mapa otra vez a un Eldense, del que se esperaba algo más.

El trío formado por Moreno, Bernal, Argilaga se adueñó de la banda izquierda y por allí llegaron las mejores jugadas ofensivas de los formenterenses, que gozaron de varias ocasiones para abrir el marcador, como en el minuto 70, cuando dispararon tres veces desde dentro del área. El balón, sin embargo, no quiso entrar a pesar de los buenos intentos de los de la pitiusa menor, que hicieron un gran desgaste físico, aunque la ocasión merecía la pena: el Formentera nunca ha estado a una hora y media de subir a la división de bronce del fútbol español. www.diariodeibiza.es

Los comentarios están cerrados.