Sports de ca Nostra

Liga Nacional Juvenil: PE Sant Jordi – Dosa (7–0) No pudo ser

Los jugadores del Sant Jordi Hundidos.Puede parecer un lugar común, pero el fútbol, una vez más, fue demasiado cruel e injusto con el Sant Jordi. El conjunto verdinegro se quedó por segunda semana consecutiva sin ascenso a División de Honor juvenil. Esta vez, sin embargo, de forma definitiva.

El equipo que dirige Juanjo Cruz pasó de la euforia a la más completa desesperación en apenas unos segundos. El Sant Jordi ganaba con facilidad al Dosa (7-0) en el minuto 90, con goles de Cristian Valcárcel (3), Javier Pérez (2), Turé e Israel, y las noticias que llegaban de Mallorca eran que el Manacor empataba ante el Serverense (2-2), después de que el conjunto manacorí remontara un 2-0 adverso.

En la grada empezó a rumorearse que el Serverense había marcado el tercer gol en los últimos minutos, por lo que los jugadores del banquillo verdinegro empezaron a celebrar el ascenso a División de Honor. No obstante, esa noticia no era cierta. Los nervios, sin embargo, estaban a flor de piel y Cruz se encaró con uno de los periodistas, al que acusó de burlarse del equipo.

Poco después llegó el mazazo. El Manacor había marcado el 2-3 en el tiempo añadido y el partido finalizaba con ese resultado, por lo que el ascenso era para los mallorquines. Tras el final del partido, los jugadores del Sant Jordi no podían contener la lágrimas y el vestuario era un auténtico velatorio. Pocos se podían creer tanta mala suerte. El fútbol había sido demasiado injusto.

Cruz: “No nos merecíamos este desenlace” Juanjo Cruz, entrenador del Sant Jordi, estaba hundido tras el partido. “El fútbol es así y habrá que aceptarlo. Pero sufrir este mazazo dos veces y de la manera en la que se ha producido, es injusto, sobre todo porque este grupo de chavales no se merecía este desenlace”, afirmó.

Para el técnico, lo que le ha pasado a su equipo en estas dos últimas jornadas, en las que tuvo el ascenso al alcance de la mano y se les ha escapado en los últimos instantes, es muy duro. “El esfuerzo de los jugadores y el mérito que han tenido hasta el final merecía la recompensa de subir de categoría. Te puede pasar una vez, pero que te pase dos veces seguidas ya es el colmo de la mala suerte. Hemos tocado dos veces el ascenso, pero que se nos ha vuelto a escapar en el último minuto. Estamos hundidos”, añadió.

noudiari.es

Los comentarios están cerrados.