Casa Rural en Asturias. Reserva tus vacaciones al 630.938.965
Sports de ca Nostra

Sant Jordi- Serverense (Sabado 12,00 Hrs) Entrada gratuita , El Sant Jordi quiere volar a División de Honor

CapturaCualquiera puede hacer historia, pero sólo un gran equipo puede escribirla. Y ese plantel es el Sant Jordi, que pretende caligrafiarla con letras de oro a partir de mañana sábado. Todo el fútbol pitiuso tiene una obligada cita en Can Guerxo (12:00 horas) para animar a un conjunto que ya es leyenda de nuestro balompié y que busca ingresar en la División de Honor. Con la imperiosa necesidad de conseguir el triunfo, el grupo de Juanjo Cruz recibe la visita en la antepenúltima jornada del campeonato de un Serverense que también se juega el ascenso y que cuenta con jugadores de mucha calidad, por lo que se espera un duelo complicado y no exento de emoción.

Los verdinegros, terceros con 59 puntos, se las verá con el cuarto clasificado (58) en un coliseo jordier que debe ser una olla a presión. El Rápid, en la temporada 2005-2006, fue el último conjunto ibicenco que militó en la máxima categoría sub-18 y ahora, el Sant Jordi toca con la yema de los dedos una División de Honor de la que apetece mucho disfrutar en la isla. La escuadra de Las Salinas necesita de nuestro aliento y no podemos fallarle en el partido más importante del curso, donde prácticamente se juega sus opciones de subir y abandonar el torneo balear para medirse a clubes clubes de la talla del Valencia o Barcelona, entre otros.

Los jugones del Sant Jordi quieren liarla y escribir con letras de oro en la historia de la entidad (Foto: Francisco Natera).

Los jugones del Sant Jordi quieren liarla y escribir con letras de oro en la historia de la entidad (Foto: Francisco Natera).

Únicamente sirve el triunfo para llegar con vida a la penúltima ronda de la Liga, donde el cuadro de Cruz se jugará las abichuelas en el terreno de juego del Manacor, el otro gran aspirante al ascenso y que ocupa la segunda plaza con 61 puntos. En Ibiza hay mucha ilusión ante la posibilidad de que el Sant Jordi logre el ascenso y el club ha decidido abrir las puertas del campo a toda la afición, por lo que la entrada será gratuita. No hay excusas. Hace muchos años que un equipo juvenil de la isla no está tan cerca del ascenso y el cuadro verdinegro merece todo el calor y todo nuestro aliento en uno de los choques más importantes que se recuerden.

En las filas del conjunto jordier el optimismo es brutal. Saben los jugadores que están a un paso de hacer historia y quieren convertirse en un equipo de leyenda, en ese grupo de chavales que en la temporada 2013-2014 ascendió a División de Honor tras protagonizar una sobresaliente segunda vuelta. Las ganas son máximas y la ilusión, exagerada. Los jugadores Cristian Valcárcel, Jordi Serra y Mario Contreras afirman que el equipo sólo contempla el triunfo y que, a pesar de la dificultad que entraña el partido, confían en salir airosos. “Será duro; el Serverense no es un rival fácil y también se juega el ascenso, pero el Sant Jordi se va a partir el alma en el campo para que los tres puntos se queden en casa”, explican.

Los tres cracks confían en superar al Serverense poniendo raza y alma sobre el campo (Foto: Francisco Natera).

Los tres cracks confían en superar al Serverense poniendo raza y alma sobre el campo (Foto: Francisco Natera).

Los jugones de la escuadra de Cruz son conscientes de la importancia del enfrentamiento, pero el reto que el fútbol les ha puesto delante les motiva de tal manera que saltarán al verde tremendamente enchufados y poniendo pasión y coraje para superar a un adversario que cuenta en sus filas con poderosos futbolistas de ataque. “Nos dejaremos la piel porque queremos hacer historia y estamos muy cerquita de liarla bien liada”, señala Cristian Valcárcel, el segundo máximo goleador del campeonato con 21 tantos. “Nos quedan tres finales y la de este sábado hay que ganarla sí o sí; iremos a muerte”, exclama Mario Contreras. “Nos jugamos el ascenso en este partido, hay que vaciarse, como si fuera el último partidos de nuestras vidas”, sostiene Jordi Serra.

Los tres jóvenes talentos, que ya no volverán a jugar juntos, quieren despedirse a lo grande y pondrán toda su magia al servicio de un Sant Jordi de altos vuelos para dejar la mejor de las herencias. Cristian Valcárcel y Jordi Serra abandonan la categoría en busca de nuevos horizontes, mientras que Mario Contreras, aunque seguirá siendo juvenil el curso que viene, también apunta lejos de Can Guerxo. La denominada triple zurda verdinegra sueña con abandonar el club con el equipo en División de Honor. “Sería fantástico. Ojalá podamos dejar este bonito legado para que todos los jugadores de la base tengan un referente. El Sant Jordi e Ibiza merecen un equipo en la máxima categoría de juveniles y lucharemos para conseguirlo”, concluyen. (Futbolpitiuso)

Los comentarios están cerrados.