Sports de ca Nostra

Liga Nacional Juvenil; Sant Jordi-Manacor (4-1) Goleada para espantar fantasmas

sant Jordi

sant Jordi

Por si alguien desconfiaba de su compromiso y juego, el Sant Jordi se ha encargado esta tarde de despejar cualquier duda. El equipo de Juanjo Cruz se ha regalado una triunfo que vale su peso en oro después de golear a un Manacor que podría haberse ido de Can Guerxo con un marcador aún más abultado si los verdinegros hubiesen estado más finos de cara a puerta. Ganar era una cuestión de estado y el plantel jordier, que estaba a un punto de los puestos de descenso, salió al campo en tromba, como un elefante en una cacharrería. Turé, Javi Pérez y Cristian, el tridente ofensivo del equipo, mordián que daba gusto mientras la defensa rival hacía lo que podía para frenar sus embestidas.

El primero de la tarde no se hizo de rogar y Mario Contreras ponía el 1-0 con un disparo envenenado tras una asistencia de Cristian Valcárcel, el puñal verdinegro. El centrocampista celebraba con un golito su inclusión en la convocatoria de la balear para el Campeonato de España, aunque también quiso festejarlo con su entrenador, Juanjo Cruz. Salvo alguna estéril llegada del Manacor, el juego y el dominio era local. El Sant Jordi gustaba y se gustaba y la afición disfrutaba con el fútbo preciosista que, por momentos, dibujaba el equipo. Con los verdinegros volcados, llegó el segundo. Su autor, quién si no, Cristian Valcárcel, que definió a la perfección una acción de libro. El interior sorprendió a la grada celebrando el golito, junto a su compañero Manu, con un baile divertido.

El Sant Jordi, con el 0-2, había matado el partido, pero tenía hambre de gol y de triunfo y buscaba la portería rival con más ganas que nunca. Y fue cuando Cristian Valcárcel, de nuevo, vio puerta. El crack del Sant Jordi estableció el 0-3 tras definir una jugada espectacular por el costado izquierdo, por donde encontró una autopista. Los muchachos de Juan Cruz habían hecho los deberes y se marcharon al descanso con los tres puntos prácticamente en el bolsillo y conjurado para que no pasara lo que ocurrió el día del Son Oliva, donde cayeron 2-4 después de irse al asueto ganando 2-0.

El guión no cambió en la segunda mitad. El cuadro jordier controló a su antojo el ritmo del encuentro, aunque el Manacor no perdía de vista la portería local y, en una de sus apariciones en ataque, logró recortar diferencias en el marcador. El gol, no obstante, no inquietó al cuadro de Can Guerxo, que seguía metido, enchufado y con mono de gol. No querían dejar vivo los de Juanjo Cruz al Manacor y le dieron el tiro de gracia. Javi Pérez, incombustible durante todo el partido, vio recompensado su trabajo y clavó el 4-1 para alegría de sus compañeros, del cuerpo técnico y de la afición. El Sant Jordi despide el año a lo grande, con una merecida victoria y, lo más importante, alejándose de los puestos peligrosos de la clasificación.
Fútbol Pitiuso

Los comentarios están cerrados.