Sports de ca Nostra

El Hospital de Llevant espera al Inter con la moral por las nubes

tn_160_palmaarenaaEl Hospital de Llevant recibirá este viernes al todopoderoso Inter Movistar (Palma Arena, 20:30 horas) con la autoestima por las nubes ya que está viviendo su mejor momento de la temporada. Ha encadenado tres triunfos consecutivos entre Liga y Copa del Rey, pero lo más importante son las buenas sensaciones que le han dejado los encuentros. Venció al Gran Canaria (3-4) en Liga, al Zierbena (4-5) en los octavos del torneo del KO y al Jaén (4-1), también en Liga, el pasado viernes.

Estas victorias, aunque sean con equipos de la parte baja, han generado mucha más confianza en un grupo que estaba necesitado de buenas noticias después de un inicio tan irregular, con más decepciones que alegrías en su tránsito por la Primera División. El conjunto de Tomás de Dios, que sigue sin poder contar con el meta lesionado Carlos Barrón, han mejorado sustancialmente a nivel defensivo, uno de los grandes campos de batalla que tenía sobre la mesa el preparador salmantino.

Es el segundo equipo más goleado de la categoría, con 58 tantos, solo superado por el Gran Canaria –60–, entre otras cosas por los graves problemas sufridos en las primeras jornadas. Sin embargo, en las últimas semanas ha puesto freno a un problema que preocupaba en el club con sede en Manacor. De hecho, Medina ha tenido menos trabajo, uno de los aspectos que reclamaba el técnico.

Y en ataque, con todavía mucho por ajustar en cuanto a puntería, se ha mostrado más contundente. Es el cuarto menos goleador de la Liga con 38 tantos, pero los Taffy, Joselito, Vadillo y compañía son conscientes de que de su acierto dependen buena parte de sus opciones. No obstante, no hay que engañarse, el Inter Movistar es uno de los mejores equipos del mundo y el reto es mayúsculo. Es el absoluto dominador de la competición, con trece triunfos y un solo empate, con una plantilla plagada de internacionales. Solo fue eliminado en la Copa ante el Barça, nada más. Además, en la primera jornada humilló a los baleares con una sonora goleada por 11-2 en un encuentro que todavía escuece en el vestuario del Hospital. Será una magnífica oportunidad para intentar la revancha, o como mínimo, demostrar que aquel calvario solo fue un accidente.

Los isleños esperan que la afición responda en buen número en el Palma Arena, como siempre ha hecho con la visita de los grandes. Es otro de los aspectos que pueden ayudar a que el milagro sea posible. Con la salvación encarrilada, el Hospital de Llevant no tiene nada que perder. Es cuestión de fe. www.diariodemallorca.es

Los comentarios están cerrados.