Sports de ca Nostra

La siguiente batalla del Consejo del RCD.Mallorca

mallorcaMe declaro absolutamente incapaz de saber qué es lo que va a pasar en cuanto al futuro directivo del Mallorca. Por de pronto el próximo jueves hay convocada una nueva reunión del Consejo de Administración. Antes habrá habido muchas negociaciones subterráneas. ¿En qué acabarán? Por lógica, en la salida de Cerdà del club, pero tampoco me atrevería a asegurarlo porque existen muchos y muy diferentes escenarios en función de las alianzas que se suscriban.

Hay que partir de la base de que ningún movimiento es posible salvo que se rompa la sindicación entre Serra y Cerdà, circunstancia que éste tratará de impedir por todos los medios porque la situación actual le favorece más que a nadie. De hecho, ya se encargó de recordar en su comunicado del pasado jueves que no sólo es el que manda, sino que además ese poder procede de un documento presentado ante el Consejo Superior de Deportes y con vigencia hasta 2020.

Partamos pues de la base de que los abogados de Serra encuentran un resquicio legal en el contrato que entienden que les permite rescindirlo unilateralmente. En ese caso dibujamos un nuevo paisaje con dos bifurcaciones: o bien Serra se alía con Claassen o bien es Cerdà quien pacta con el alemán. A día de hoy lo más probable es lo primero, aunque en este juego de traiciones permanentes que es el Mallorca no hay que descartar nunca un golpe de timón inesperado. Si se da la alianza Serra-Claassen Cerdà lo tiene realmente mal, porque lo primero que sucedería es que sería cesado como presidente y consejero, y su 5,04% pasaría a equivaler a papel mojado. En cambio, si pacta con el alemán quien queda en minoría es Serra Ferrer, que muy probablemente sería destituido como director deportivo.

Pero ojo, todavía existen más alternativas. Una, que Cerdà venda sus acciones a Serra, por lo que éste consigue la mayoría; Dos, que Cerdà venga sus acciones a Claassen, lo que significa lo mismo, pero sin la necesidad de que el alemán se alíe con Serra; Tres, que Claassen venda sus acciones a Serra; Cuatro, que Serra venda sus acciones a Claassen.

Por cierto, seguro que muchos os preguntaréis por qué no menciono a Terrasa, que “oficialmente” es el segundo máximo accionista con un 25%, tras “comprarle” el 20% a Tebas. No lo hago porque en realidad su papel es el de un mero comparsa porque está sujeto a un contrato original de sindicación que le prohíbe vender sus acciones sin informar previamente a Serra, que tendría preferencia de compra. Esa sindicación finaliza el 30 de junio, fecha en la que realmente se sabrá si las acciones que le “compró” a Tebas son suyas o son de otra persona, como personalmente sospecho. Futboldecanostra

Los comentarios están cerrados.