Sports de ca Nostra

El CV Eivissa recibe al rival que acabó con su imbatibilidad en Es Viver

ushuaia

ushuaia

Tan parecidos, pero tan diferentes, el Club Voleibol Eivissa y el Voley Playa Madrid se ponen frente al espejo de un rival con muchos puntos en común casi tres años después de haberlo hecho por última vez. A partir de las 19 horas, ibicencos y madrileños reeditarán los ajustados duelos que disputaron hace cuatro temporadas en la fase final de Primera Nacional y, un año después, en la extinta Liga FEV. Aquel curso, que se saldó con el recordado ascenso ibicenco a Superliga 2 ante el CV Andorra, las dos escuadras se batieron en dos intensos partidos en solo una semana.

Como si de una eliminatoria de competición europea se tratase, el CV Eivissa (por aquel entonces, Pachá Ibiza Voley) viajó a la capital española un 20 de marzo de 2011 para llevarse una victoria por 1-3 que le situaba como líder de la tercera categoría estatal. Un resultado que le colocaba a las puertas de subir al penúltimo escalón de la élite. Ese encuentro debía haberse disputado en el puente de la Constitución, cuatro meses antes, pero tuvo que aplazarse por la última gran huelga de controladores aéreos que paralizó el tráfico de aviones español.

Ese contratiempo provocó que, solo siete días tras haberse visto las caras en la cancha del VP Madrid, fueran los capitalinos los que rindieran visita a los pitiusos. Es Viver se había ganado el apelativo de La Bombonerita. Un gran ambiente se registraba en unas gradas que llevaban en volandas a los de chicos de Toni Gino (entre los que hoy sigue pudiéndose ver a muchos de los apellidos que jugaron aquellos dos encuentros: Esteban, López, Cardenache, Oliva, Solanas, Costa, Borges, Sánchez…). El pabellón parecía imbatible: hacía más de un año que se veía perder allí a los locales.

Tropezón antes del ascenso
Sin embargo, fue el VP Madrid el encargado de acabar con 491 días de imbatibilidad en la isla. Un simple tropezón en un camino tan brillante como inesperado que acabaría culminando tres semanas después (16 de abril de 2011) en el encuentro que ha marcado más que ningún otro la corta historia del equipo masculino del Eivissa, hoy patrocinado por el hotel Ushuaïa.

«Recuerdo que eran un equipo con ganas de hacerlo bien, con jugadores que habían estado en categorías superiores, pero a los que quizás les faltaba un poco de estructura». Así revive Mariano Esteban, uno de los capitanes del Ushuaïa Ibiza Voley, al contrincante madrileño. Sobre la nueva versión del equipo que se encontrará al otro lado de la red ibicenca, el receptor no se lanza a la piscina con pronóstico alguno. Para él, la clasificación de la Superliga Masculina puede indicar que la formación ibicenca marcha quinta con 16 puntos, mientras que el VP Madrid es décimo con solo cinco, «pero no se puede hablar de favoritismos».

«No podemos salir a la cancha pensando que, si ganamos, nos metemos en la Copa del Rey matemáticamente o adelantamos al Vecindario y nos ponemos en puestos de play-off. Esas cosas solamente se miran después de los partidos», especifica Esteban, que está disfrutando y entrenando a tope en su segundo año en Superliga. El pasado, por motivos personales, estuvo más al margen del equipo, pero ahora sacrifica todo el tiempo que puede «para discutirle el puesto a los profesionales».

«Ahora voy al gimnasio hasta a la hora de comer». Palabra de un veterano con ilusión de cadete.  www.diariodeibiza.es

Los comentarios están cerrados.