Sports de ca Nostra

Condenan a Vicente Grande y Martí Asensio a devolver 6 millones al Mallorca

317La jueza María Encarnación González ha señalado a Vicenç Grande y Javier Martí Asensio como los principales culpables del concurso de acreedores del Real Mallorca SAD. La titular del juzgado de lo mercantil 2 de Palma, que hizo ayer pública la sentencia, condena a los antiguos máximos accionistas a devolver al club y a la masa activa del concurso un total de 6,07 millones de euros y a asumir el pago de las costas del proceso, además de inhabilitarles para administrar bienes ajenos durante 5 y 10 años, respectivamente.

 

La resolución, contra la que cabe recurso ante la Audiencia Provincial de Balears, supone otro duro golpe para Vicenç Grande. Fundamentalmente, porque da la razón a los administradores concursales, que acusaron al empresario mallorquín, consejero delegado del Mallorca entre los años 2005 y 2008, de haber agravado la insolvencia de la entidad rojilla, mediando «culpa grave», con desviación e incremento de gastos en el área deportiva.

 

La sentencia, en la que también se mencionan algunas de las deudas sin abonar por parte del club durante la gestión de Grande, como los 3 millones de euros reclamados por Hacienda y otros dos millones de euros que exigía el Athletic por el traspaso de Aduriz, especifica además que el promotor «sorteaba la situación del club recurriendo a sucesivas y simultáneas reducciones y ampliaciones de capital, evitando incurrir en causa de disolución», y precisa que la situación de insolvencia «aflora una vez que (Vicenç Grande) se aparta de la gestión del club».

 

La Administración Concursal del Mallorca, formada por Sebastià Frau, José Miguel Cregenzán y Pedro Mir, había reclamado en la demanda de calificación del concurso de acreedores que había sido remitida a la jueza a finales de mayo de 2012 una indemnización por daños y perjuicios de 7.592.343 euros y seis años de inhabilitación. En ese mismo informe, destacaban que el Real Mallorca había llegado a una situación de insolvencia «por el elevado coste de las inversiones que supone la contratación de nuevos jugadores y por el aumento de los costes de la nómina deportiva que esta situación provoca».

 

Durante el juicio, celebrado a mediados de octubre en tres sesiones, Grande defendió su gestión al frente del club alegando que a su salida había dejado 2,5 millones de euros en tesorería y casi 6 pendientes de cobro. www.Ultimahora.es

 

Los comentarios están cerrados.