Sports de ca Nostra

España – Bielorrusia ; Un partido teñido de drama para dos Familias

20131010_210605Hoy  España se juega su clasificación virtual para el Mundial de Brasil. Una victoria ante Bielorrusia le abre las puertas de su décima Copa del Mundo consecutiva, aunque deberá esperar a confirmarlo matemáticamente el martes ante Georgia. Sin embargo, para dos familias mallorquinas el partido es lo de menos. Hoy ha sido una jornada dramática.

Todo se ha debido a un accidente fortuito. Dos operarios mallorquines, uno de Campanet y otro de Sa Pobla, estaban finalizando la instalación de un generador auxiliar que sólo se utiliza en caso de que se produzca un apagón en el estadio cuando al parecer una herramienta ha provocado un chispazo y, de ahí, se ha producido una fuerte explosión que los ha alcanzado a los dos, sobre todo a uno de ello. La onda expansiva ha llegado incluso hasta un técnico de Mediapro que se encontraba muy cerca, aunque éste sólo se ha llevado un par de golpes y ya ha recibido el alta médica.

Pau, de 31 años, se ha llevado la peor parte. Ha sufrido quemaduras graves en el 70% de su cuerpo, lo que ha obligado a los médicos a trasladarlo de urgencia a la clínica Vall d’Hebró, en Barcelona. Pau, soltero y sin hijos, lleva siete años en la empresa Torrens y Pericás y es uno de sus mejores profesionales. Concejal socialista entre 2006 y 2007, es un enamorado de su Campanet y de sus alrededores. Muy respetuoso con el medio ambiente, suele trasladarse a su puesto de trabajo en bicicleta. Una buena persona por cuyo destino no estaría de más que rezáramos todos esta noche.

Su compañero Pep, de 37 años, permanece ingresado en la UVI de Son Espases con quemaduras en el 30% de su cuerpo. Su estado también es muy grave, aunque en menor intensidad que Pau. Serra Ferrer, amigo de su padre, ha acudido inmediatamente al hospital para interesarse por su estado. Me cuentan que se han vivido allí escenas desgarradoras. Lo mismo que os he pedido antes para Pau lo hago extensible hacia Pep.

Es una tragedia porque, suceda lo que suceda en las próximas horas, la vida de Pau y Pep ha cambiado para siempre. Cuando hoy cantéis los goles de España tragad saliva y pensad en ellos. Es lo mínimo que se merecen. Dios les ayude. (T.M.)

 

Los comentarios están cerrados.