Sports de ca Nostra

El Mallorca 2013/2014 invita al optimismo

­l24de001Todavía queda mucho por mejorar, pero este Mallorca invita al optimismo. Ayer tampoco fue brillante, siempre es difícil serlo en julio, pero volvió a dejar detalles para ilusionarse. Tanto en ataque como en defensa, los de José Luis Oltra empiezan a demostrar que saben lo que quieren. Y lo mejor es que ya no son solo intenciones. Hay que tener en cuenta que el rival era el Lokeren belga –finalizó sexto la pasada Liga– el adversario más complicado de los cuatro amistosos disputados en este ´stage´ y que está mucho más rodado porque empieza su campeonato en una semana. Y eso que la primera parte fue un tostón para el espectador, pero un excelente ejercicio para los bermellones. Se mostró muy contundente atrás, sin apenas fisuras, sobre todo por un excelente Bigas, siempre atento al corte. Da la impresión de que en poco tiempo, es ley de vida, tendrá más jerarquía que el propio Nunes, que también estuvo a un buen nivel. Tanto Ximo como Kevin cerraron bien los laterales, una de las obsesiones del técnico.
?Sin embargo, en ataque sí que se notaba falta de frescura. Oltra pedía más velocidad a la pelota, algo que solo pasaba si entraba en juego Javi Márquez, que parece que irá sobrado para la categoría. Pereira empezó activo, pero en las acciones combinativas apenas conectaban con Alfaro y Gerard Moreno, víctimas del ´cerrojazo´ de los belgas. Aki, por su parte, estaba desaparecido. Lo que sí quedó claro es que el Mallorca se siente cómodo con el balón. Y quiere tenerlo, uno de los sellos del preparador valenciano. En la segunda parte los bermellones mejoraron sustancialmente, sobre todo en su faceta ofensiva. El propio Márquez, que estuvo a punto de sorprender con una falta directa, elevó el nivel, mientras que Gerard y Alfaro asumieron mayor protagonismo. Tras un robo de balón de Ximo, estos dos futbolistas fabricaron la mejor ocasión del choque, con un gran pase del cedido por el Villarreal que el onubense desaprovechó por la parada de Copa.
?Oltra dio entrada en el minuto setenta a diez futbolistas, pero fue el momento de Tià Sastre y Víctor. El chaval por su descaro, evidenciando que quiere quedarse con los mayores, y el algaidí por su pegada. El Mallorca dominó a un Lokeren que no creó ninguna ocasión en todo el choque y acabó encontrando el premio. Cedric sirvió una buena asistencia a Víctor, que controló con calidad en el interior del área para fusilar al meta. Y pudo marcar alguno más, aunque eso ya daba igual. Lo importante es que el equipo, con un once radicalmente diferente al de la primera mitad, seguía mostrándose fuerte atrás, con Agus como jefe, y que los creativos hacían daño. Esto solo acaba de empezar, pero hay motivos para tener fe en este equipo. (Diariomallorca.es)

Los comentarios están cerrados.