Sports de ca Nostra

Una árbitra acude al programa «De Buena Ley» para denunciar una agresión

rodrigo 2Tamara tiene 23 años, es árbitra de fútbol y ayer acudió al programa de Telecinco «De Buena Ley» para denunciar a un jugador, Rodrigo, por una agresión física, que le ha causado una lesión de la rotura de dos costillas y la cual el jugador califica como inexistente.
Rodrigo, quien ya fue castigado por el Comité de Competición con 6 meses de suspensión, alega que todo lo que redacta Tamara en el acta es mentira, que simplemente tropezó y que además le persigue siempre que le pita. Cuando Tamara se defiende y expone todos los insultos y agresiones que percibimos los árbitros, el jugador alega que todo eso es normal, ya que «es muy mala», «no tiene ni idea» y «no sabría arbitrar ni una partida de Mus».

Tras dar sus argumentos a la juez, el público empieza a opinar sobre los hechos. La primera pregunta que expone la presentadora dice: «¿Creéis que es justo que a Tamara se le conceda una orden de alejamiento y la indemnización de 10.000 euros?», a lo que un participante del público responde rápidamente: «No lo merece, porque aunque parezca un tópico, esto es fútbol, sino que se hubiera dedicado a pitar partidas de ajedrez o de Ping Pong». Por si no fuese suficiente culmina con un: «Esto es un deporte de hombres».

Gracias a Dios, no todos los espectadores son de este calibre, y varios de ellos, entre los que se encuentra un compañero árbitro, defienden a nuestra compañera, algo que más tarde echa por tierra una mujer diciéndole que arbitre a chicas, que arbitrando a chicos «hay demasiada testosterona suelta».

Ya después del intercambio de palabras de los componentes del público, la juez emite su veredicto. Condena a Rodrigo a pagar 3.000 euros, pero no concede a Tamara la orden de alejamiento que pide, ya que, a su juicio, no existe fuera del campo riesgo de agresiones.

Os dejamos el vídeo, merece la pena verlo y… valorad vosotros mismos.  De Buena Ley, el árbitro.

PD: El programa está hecho por actores, pero los hechos son completamente reales, ya que el programa representa juicios reales y recientes que ya han sido juzgados y castigados en un tribunal real.

Los comentarios están cerrados.