Sports de ca Nostra

Vicente Bufí: “Tener un equipo en Segunda B sería perfecto y lo ideal es que fuera representativo, como el Ibiza, pero es difícil porque cada club tiene sus intereses”

143-500x288Vicente Bufí Tur (Ibiza, 10 de noviembre de 1955) siempre ha estado ligado el mundo del fútbol de una manera o de otra. Ya ha cumplido su primera temporada como delegado insular de la Federación de Fútbol de las Illes Balears (FFIB) y le quedan tres años más al frente de su cargo. Su gran reto es volver a ver florecer el fútbol sala en las Pitiusas, una disciplina que pasa por horas bajas en la actualidad.

-¿Qué balance hace de su primer año al frente de la delegación insular?
-Creo que bueno. La verdad es que se han hecho muchas cosas. Por destacar algunas, empezamos con la celebración de la Fiesta del Fútbol de 2012, que hicimos más tarde y en la que tuvimos que improvisar un poco por diferentes problemas. Este año hemos repetido, volviendo a eliminar muchas cosas del evento por culpa de la crisis. Luego, en noviembre, hicimos el Campeonato Interislas por primera vez en Ibiza y en febrero la segunda fase del Campeonato de España de selecciones femeninas sub-16 y sub-18.

-¿Su labor está siendo como se pensaba?
-Sí, pero no me esperaba encontrar tantas pegas para impulsar el fútbol sala. Nos encontramos que solo teníamos siete equipos y no pudimos hacer ni Liga ni nada. Es un tema que nos queda pendiente de resolver. Tenemos que volver a promocionar las competiciones de fútbol sala desde la base.

-¿Dice que no se pusieron en marcha las competiciones por falta de equipos?
-Se habló con los clubes de fútbol, cuyos futbolistas pueden jugar también a fútbol sala con la misma ficha, pero al final les es más fácil quedarse únicamente con el fútbol–7 y el fútbol-8, porque tienen los campos de fútbol y se evitan tener que ir a pabellones. Pero en Sant Antoni y Santa Eulària hay gente muy interesada en volver a empezar con las Ligas de fútbol sala.

-¿Qué le parece el retroceso que ha sufrido el fútbol sala en las Pitiusas?
-Es una pena. Incluso yo había jugado con el Gasifred. No pensaba que estuviera en esta situación. Desde que la Federación se hizo cargo del fútbol sala este ha ido a menos. Cada año a peor hasta que en la última temporada no se pudo celebrar ninguna competición.

-¿Qué se va a hacer para que el fútbol sala renazca?
-Vamos a hablar con los clubes de referencia en este deporte y tenemos que llegar a un acuerdo. Vamos ha hacerlo todo para reflotar el fútbol sala. Hay que empezar, aunque sea solo con diez o doce equipos de categorías inferiores. Queremos arrancar con las escuelas, benjamines y alevines. Luego, si hay más categorías, pues mejor. Debemos intentar que también haya Ligas porque hay chavales para hacerlo. La prueba está en la última diada de fútbol sala que se celebró en ses Figueretes, que fue multitudinaria.

-¿Piensa que a los clubes de fútbol les interesa el fútbol sala?
-Creo que sí. Todos los clubes mandaron niños a la jornada de promoción que hubo en mayo.

-¿Qué balance hace de la actuación de la Peña Deportiva y del Formentera en el play-off de ascenso a Segunda B?
-Muy bueno. Ya tener cuatro equipos en Tercera era excepcional, pero encima meter a dos en una fase para subir fue tremendo. A la Peña, tanto con La Hoya-Lorca como con la Arandina, la suerte le fue esquiva. Especialmente en la primera eliminatoria, en la que se le escapó el ascenso en el último minuto. Además, de haber subido el Isleño estaría ya salvado. Mientras, al Formentera no se le puede pedir más, era un recién ascendido. En el primer partido contra el Cayón lo hicieron bien, pero en la vuelta pagaron un poco los nervios y quizás la novatada.

-¿No tiene la sensación de que las Pitiusas reclaman ya un equipo en Segunda B, a tenor del apoyo que se vio en los partidos de la promoción?
-El aficionado quiere algo más que la Tercera. Quitando las asistencias a los partidos de play-off y las de Liga en Formentera, donde llevaban mucho tiempo sin jugar en Tercera, el apoyo de los seguidores ha sido flojo. En Santa Eulària ha habido una media de 200 o 30o espectadores, en Sant Rafel quizás algo más y en el Isleño, cuyo proyecto no ha cuajado, se estaba casi en familia. Tener un equipo en Segunda B en las islas sería perfecto. Lo ideal es que fuera, además, un conjunto representativo, como el Ibiza. Pero esto es muy difícil porque cada club tiene sus intereses.

-Ahora hay un intento de reflotar al Ibiza en el CD Ibiza-Islas Pitiusas, pero sus dirigentes se han encontrado con el escollo de las deudas de la antigua UD Ibiza. ¿Cómo lo ve?
-Ahora mismo, el principal problema es la deuda federativa de unos 30.000 euros que dejó la Unión Deportiva Ibiza, pero en el futuro se podrían encontrar también con tener que hacer frente a los impagos a jugadores que quedaron pendientes con la Sociedad Deportiva Ibiza, que reclama la Asociación de Futbolistas Españoles [son en torno a 200.000 euros]. Las vías de solución que tienen son o cambiar el nombre o reconocer la deuda. No sé lo que van a hacer.

-¿Qué futuro le ve al Isleño?
-Tiene muchos problemas. Que se mantenga en Tercera pasa porque suba el Poblense o que algún equipo de Balears optara a una plaza en Segunda B por renuncias. Ahora mismo el Isleño está descendido.

-De un equipo que parece que no estará en Tercera a otro que se quedó con las ganas de subir, el Portmany…
-En la eliminatoria frente al Génova, el resultado final [3-0] fue una sorpresa. En la vuelta, al ir ganando 2-0 a los pocos minutos, yo pensaba que iban a pasar sobrados. Luego se pusieron nerviosos, discutieron con el árbitro y acabaron cayendo con mala suerte.

-¿Corre peligro la Tercera balear por la cuestión del pago de los viajes entre islas, costeados por el Govern balear?
-Creo que no. El Govern está haciendo esfuerzos para mantener no solo la Tercera, sino también los juveniles y el fútbol femenino. Creo que no va a haber ningún problema para que sigamos como estamos. Por ejemplo, sería una lástima que se perdiera la Liga Nacional juvenil porque desde que está implantada este fútbol ha mejorado muchísimo. La prueba la tenemos en Ibiza, que la temporada que viene contará con tres equipos en este campeonato.

-¿Qué opina de la indignación del Rápid, que por normativa no jugará en esa Liga Nacional juvenil a pesar de haber sido el campeón insular?
-Ellos ya sabían cómo estaba la normativa al respecto. Han recurrido hasta la última instancia y no les han dado la razón. La norma es dura, pero es lo que hay. Se puede proponer un cambio en la Asamblea de la Federación Balear, pero es difícil que prospere.

-¿Qué le pareció el gesto de los futbolistas del Rápid de dejar los trofeos que se les entregaron en la Fiesta del Fútbol Pitiuso?
-Los comprendo, pero no deberían haber mezclado una decisión de despachos con una fiesta que era para los chavales. Yo he estado 15 años de secretario en el Rápid y me supo mal el gesto. No lo esperaba.

-¿Va a volver a jugar una selección española en Ibiza?
-Está apalabrado que lo haga la cadete, pero faltan por concretar la fecha y el rival. Miquel Bestard [presidente de la Federación de Fútbol de las Illes Balears] me dijo en noviembre que estaba aprobado. La cadete ya jugó aquí hace unos años.

-¿Qué opina de que Ibiza tenga una internacional sub-17 con lo poco desarrollado que está el fútbol femenino aquí?
-Con las pocas fichas que tenemos es un éxito que Yaiza Pérez haya debutado con la selección española sub-17 y esté jugando el Europeo. No nos podemos olvidar de Helena Serrano y de Inés Juan, que también han estado en convocatorias con el equipo nacional. Por lo que nos han dicho los clubes, parece que la temporada que viene habrá más equipos de fútbol femenino, incluso uno en Formentera. (Diariodeibiza)

Los comentarios están cerrados.