Sports de ca Nostra

L’Estadi Balear cau. I ara què?

1La penosa imagen del Estadio Balear se ve a simple vista. Basta en dar una vuelta por los exteriores para darte cuenta que estás ante una ruina. Este viernes, el Ayuntamiento de Palma en decretó su cierre de forma cautelar. El detonante fue la caída de una pared en lo alto de la grada del gol sur a tocar con la tribuna sol. Si bien es cierto que esta zona del estadio estaba vallada y por lo tanto la gente no podía acceder, esto no exime ni de las responsabilidades ni los peligros que conlleva esta situación. Imagine relajarse qué hubiera pasado si este hecho hubiera ocurrido un día de partido, mientras alguna persona
pasa por debajo de la grada. Mejor no pensar en ello.

Antes de buscar responsables-que los hay-, nos tendríamos que dedicar a encontrar soluciones, ya que podríamos estar horas y horas discutiendo que si el Atlético Baleares, que si la actual directiva de la Procampo, que si Jeroni Petro, que si el Ayuntamiento de Palma, etc. Esto deberá hacerse, pero una vez solucionado el problema. Lo que ahora toca es pensar en cuál es la opción más sensata para encarar el problema. Que club, consistorio y comunidad de propietarios deban reunir la próxima semana para abordar la situación parece un buen comienzo.

Desde mi humilde punto de vista, la solución es hacer otro estadio de nuevo, pero como me considero una persona realista, sé que de momento esto no puede ser. Y este el momento, no es precisamente corto, sino que por muchos años. Quizás nunca. La opción de remodelar no me parecería mal si no fuera porque el estadio está herido de muerte y un poco de cemento no haría más que alargar la agonía del vetusto coliseo.

Así, pues, toca partir y compartir. A mí tanto más jugar en Son Moix (Mallorca), en Son Bibiloni (Mallorca B), en Can Caimari (Collera) o en el Campo Municipal de Son Ferriol. Lo que tenemos que hacer es llegar a un acuerdo y compartir. La gente civilizada lo hace así. Ejemplos de compartición hay muchos, sobre todo en Italia, donde es tradición. Particularmente, no veo ningún problema porque el Baleares pueda jugar en Son Moix. Se trata de hablar. Además, no es como hace unos años que los bermellones jugaban en Primera y nosotros en Tercera. Cuatro categorías de diferencia, si ese es el problema. Ahora sólo hay una. Los Barralet a una categoría profesional y nosotros a una semi-profesional. Lo que no entendería de ninguna manera es que el Mallorca se negara a hablar del tema. Sin embargo, el Lluís Sitjar y el Estadio Balear son una vergüenza para Palma se mire desde donde se mire.

Ahora, y si nos quedamos sin campo? Cosas más raras se han visto. Pues si es así, vamos a la Punta. Como hace 80 años y plantaremos dos porterías entre la plaza Abu Yahya y la Cruz Roja y los aficionados rodea el campo, derechos, mirando como once jóvenes de blanco-y-azul acosan la pelota. No hay problema.

Penya Atlétic Balears

 

Los comentarios están cerrados.