Sports de ca Nostra

El Sporting 1974 aguarda el OK de la DGE para registrarse

1El futuro Club de Fútbol Sporting Mahonés 1974 aguarda a que la Direcció General d’Esports acepte el nombre propuesto como paso ineludible para iniciar los trámites oportunos de su fundación y registro ante notario, que concluyan con la inscripción de sus equipos para competir la próxima temporada, eludiendo la modificación del artículo 104 del reglamento de la Federación Española que bloquea esta intención.

A partir de este cambio, el club de nueva formación, al tener una relación evidente con el disuelto, debe asumir la deuda federativa de aquél. De esta forma, la Federación no tramitará sus licencias hasta que haya satisfecho las sumas pendientes, como informaba este diario el pasado domingo. La deuda federativa del Sporting Mahonés es de 125.000 euros. El CD Ibiza Islas Pitiusas, un caso idéntico al del Sporting 1974, ya ha recibido la negativa de la Federación para inscribir a un equipo regional hasta que abone la deuda de 30.000 euros de su club predecesor, el SE Ibiza.

El club mahonés no se arredra, sin embargo, y mantiene sus intenciones de salir a competir con el nuevo nombre. Fernando Osuna, que fue presidente del club disuelto y lo será del nuevo si éste prospera, se reafirma en su opinión de que la aplicación del cambio reglamentaria no puede ser retroactiva y debe entrar en vigor a partir del 1 de julio.

El dirigente ha consultado este cambio con el abogado del club en Palma, y señala que “vamos a seguir adelante y el Sporting tendrá equipo Regional la próxima temporada, bien con el nombre del nuevo club o con el del Illa de Menorca”. Si la FFIB obliga a abonar la deuda de 125.000 euros para inscribir a los equipos con el nombre de Sporting 1974, “intentaremos que Segarra la pague”, e incluso medita presentar la inscripción de los equipos adjuntando la sentencia judicial que condenó al expresidente al pago de la demanda que le interpuso la empresa Intersport como responsable único por no haber abonado varias facturas.

“La Federación sabe que nosotros no somos los culpables y van a perjudicar a toda la masa social” y se pregunta, “por qué no denuncia la Federación a Segarra que fue quien incumplió los acuerdos con ellos para ir pagando lo que debía”.

Osuna, de acuerdo, con los abogados, revela además que “si no se nos permite inscribir a los equipos con el nombre del nuevo club, saldremos con el de Illa de Menorca pero presentaremos un contencioso ante la justicia porque es anticonstitucional que se aplique con carácter retroactivo”. Recuerda el alto dirigente que “la Federación también impidió muchos años a Menorca y Unión que pudieran competir con sus primeros equipos y con su nombre pero al final tuvo que hacerlo porque la Direcció General d’Esports le obligó”. (Infomenorca.com)

Los comentarios están cerrados.