Sports de ca Nostra

Rafa Nadal-Djokovic semifinales en Roland Garros

nadal-djokovic_231110

Rafael Nadal avanzó a las semifinales de Roland Garros al derrotar 6-2, 6-3 y 6-1 al suizo Stanislas Wawrinka, poniéndose así a sólo una victoria del récord del argentino Guillermo Vilas en su camino por el octavo título en París.

Siete veces campeón del torneo, Nadal se medirá el viernes a Novak Djokovic, que venció en tres sets al alemán Tommy Haas. El español jugó su mejor partido del torneo para extender a diez victorias y ninguna derrota su balance de enfrentamientos personales con Wawrinka, que sigue sin haberle podido ganar siquiera un set. Tras la victoria en 116 minutos, Nadal suma ahora 57 partidos ganados en Roland Garros, uno menos que Vilas, campeón en 1977 y tres veces finalista.

Roland Garros tendrá la semifinal con la que todo el mundo del tenis soñó desde que el sorteo la planteó como posible: Rafa Nadal frente a Novak Djokovic, el número uno del mundo. En una jornada fresca y seminublada en París, Djokovic fue relegado al Suzanne Lenglen, el segundo escenario en importancia, donde puso punto final a la aventura del veterano alemán Tommy Haas venciéndolo 6-3, 7-6 (7-5) y 7-5.

La otra semifinal ya era conocida desde el martes, y medirá al español David Ferrer con el francés Jo-Wilfried Tsonga, que busca el primer título en 30 años para los locales.

«Fue mi mejor partido en esta edición del torneo, eso es muy importante», dijo Rafa Nadal tras vencer a Wawrinka. «Jugué bien, pero creo que Stan estaba un poco cansado tras el increíble partido ante Richard (Gasquet, en octavos de final), que en mi opinión fue el mejor partido del torneo», añadió. Nadal aseguró que no busca elevar conscientemente su nivel a medida que avanza Roland Garros. «No controlo eso, no creo que nadie lo contrtole. Los últimos dos partidos fueron muy positivos», aseguró Nadal, que en los tres primeros encuentros mostró un nivel pobre. «Tengo que jugar en mi mejor nivel si quiero tener alguna chance» ante Djokovic, añadió el balear.

«Nos vimos en arcilla este año en Montecarlo, un muy buen partido para mí. Pero aquí en Roland Garros él es muy fuerte y el favorito», analizó Djokovic instantes después de derrotar a Haas. «Pero estoy en buena posición, estoy fuerte», añadió el serbio, que impidió este año a Nadal ganar su noveno título en Montecarlo al derrotarlo en la final. Roland Garros es el único de los cuatro torneos de Grand Slam en el que Djokovic no inscribió su nombre como campeón.

Nadal sigue mejorando

Wawrinka salió sin la exigible tensión para vencer a Nadal en su terreno. Demasiada calma y poca intensidad de piernas como para inquietarle. A base de derechas y de puntos jugados encima de la línea de fondo, Nadal se fue haciendo con el partido. El balear buscaba gobernar el duelo con iniciativa. Es decir, los mismos ingredientes que utilizó ante Nishikori y que terminaron en un festín. El suizo no parecía ese ilusionista que ha brillado con su revés en Roland Garros. Al contrario. Con ese golpe fallaba más de la cuenta. Por ello el juego del balear se volcó en ese lado. Cuando la grada quiso darse cuenta, en el marcador ya ponía 6-2 para Nadal. El saque es fundamental para el dominio del español y este miércoles mejoró notablemente. Pasó de ser un problema a un arma. Y así es muy difícil estar en frente del de Manacor.

Los comentarios están cerrados.