Sports de ca Nostra

At.Villacarlos Liga Nacional Juvenil; Un año para enmarcar

El domingo, a las 12 horas, un halo especial envolverá el municipal de Es Castell. El juvenil de Liga Nacional pondrá punto y final a la que ha sido su temporada del debut y en la que ha flirteado seriamente con la posibilidad de ascender a División de Honor hasta prácticamente la última jornada de la competición. Además, la mayoría de los jugadores cierran su etapa juvenil. Y como toda gran historia, el domingo tendrá el mejor final posible ya que la visita del RCD Mallorca, campeón de Liga, debe ser un evento que complete una gran fiesta.

A expensas de lo que haga el domingo ante el conjunto bermellón, el equipo amarillo lleva 63 puntos y ocupa la cuarta posición. Desde que arrancara la categoría, en la temporada 2006-2007, únicamente el Penya Ciutadella de aquel curso y el del 2007-2008 han superado esos registros con 78 y 73 puntos, respectivamente.

“Lo que han hecho se tiene que valorar como lo que es, una gran hazaña porque somos un equipo humilde, recién ascendido y todo lo que hemos conseguido ha sido gracias a que la plantilla ha dado el cien por cien en cada partido y en cada entrenamiento”, razona José Luis Bahamonde. El entrenador de Es Castell cree que “no hay que pensar en si ha habido cosas malas sino disfrutar de este final de competición”.

Bahamonde califica de “punto de inflexión la derrota que sufrimos en Manacor porque, más allá de cómo se dio, a ellos los metió de lleno en la lucha por el título y a nosotros nos colocó en la cola de los equipos de arriba”.

Un detalle que demuestra el excelente trabajo de los amarillos es que el curso anterior el Menorca y el Penya Ciutadella acabaron el año con los mismos puntos con el consiguiente ascenso azulgrana a División de Honor.

Los tres capitanes del equipo coinciden en que ha sido una temporada magnífica. Pedro Orfila cree que “ninguno de nosotros nos lo esperábamos, lo mejor ha sido jugar contra el Mallorca y el Baleares y visitar sus estadios”. El centrocampista Migue Martínez admite que “hemos luchado por subir hasta el final”, destacando que “lo mejor es el grupo que ha habido desde un principio” y que “el entrenador ha contribuido a que eso pasara”. Jaume Maria, que además es el máximo goleador del equipo con 13 goles, subraya “que no hayamos subido no significa que haya acabado mal el año”. (Diariodemenorca)

Los comentarios están cerrados.