Mi F√ļtbol una apuesta muy arriesgada

16 mayo 2013 | Por lorenzo | Categoria:

395735_576768915691174_378956338_nAyer tuvimos una reunión con los padres que se incorporan en la próxima temporada a los equipos que la Fundación Marcet pone en competición. Es una reunión informativa para que sepan de primera mano, antes de apuntarse, qué es lo que pretendemos con estos equipos y qué es lo que se va a encontrar a partir de ahora.

A modo de resumen les comentamos que antes de comprometerse, deben valorar las condiciones que desde un principio aclaramos:
  1. Plena confianza en el proyecto de la Fundación y en su puesta en práctica.
  2. Trabajar los valores a través de este deporte de forma coordinada padres y entrenadores.
  3. Respetar de forma ejemplar y deportiva al √°rbitro y al equipo contrario
  4. Comprometerse en el proyecto educativo a largo plazo (hasta que termine la categoría infantil)
A cambio, a Fundación Marcet ofrece:
  1. Un programa de entrenamiento muy completo y progresivo para cada etapa de su formación.
  2. Un proyecto de formación integral con el objetivo de formar una buena persona y un buen deportista
  3. Un ambiente muy familiar, adecuado para el desarrollo de su personalidad, teniendo en cuenta que está en un periodo importantísimo de formación.
Como consecuencia a todo esto, procuramos:
  1. mantener una comunicación constante con los padres y con los chicos a través de los responsables de área y los coordinadores.
  2. defender que el ni√Īo siempre juegue el fin de semana (no existen las convocatorias). Todos juegan y aseguramos como m√≠nimo el 50% del partido.
  3. No existen los descartes, los ni√Īos tienen siempre la seguridad de que van a seguir en su equipo al final de temporada con lo que conseguimos una gran estabilidad.
  4. La formación de cada uno de nuestros jugadores está por encima de los resultados.
  5. Competimos al máximo pero sin saltarnos la norma de la formación.
  6. Intentamos formar jugadores inteligentes que sean capaces de tomar decisiones valientes y cada vez m√°s acertadas ense√Ī√°ndoles a crecer a trav√©s de sus por propios errores.
  7. Valoramos m√°s el esfuerzo por mejorar que el propio resultado.
  8. No existen las clasificaciones ni los m√°ximos goleadores. En cambio felicitamos a los que m√°s esfuerzo ponen y a los que tienen una mejor actitud porque esto es lo que buscamos desde el principio.
Me viene a la cabeza el caso de un jugador benjam√≠n que el a√Īo que viene el entrenador no lo ha incluido en la lista de su equipo. Todos sus compa√Īeros contin√ļan pero √©l no. La raz√≥n es bien sencilla, la categor√≠a es muy alta y Enrique no llega f√≠sicamente al nivel del equipo. Le falta un poquito m√°s de fuerza porque es peque√Īito y muy delgado. Quiz√°, en otro lugar, donde solo se busca el objetivo de ganar, Enrique es una baja clara. En la Fundaci√≥n se buscan soluciones para ayudarle. Se habla con el padre, se le indica el problema y se le dan oportunidades para recuperarlo.
En este caso, los problemas son √ļnicamente f√≠sicos. Por lo tanto, con el padre estamos viendo la posibilidad de encontrar una dieta adecuada que le haga coger m√°s peso. La talla no es tan importante ya que en sabemos que unos ni√Īos se desarrollan antes y otros m√°s tarde. Vamos a trabajar muy duro para ponerlo al nivel de los dem√°s de aqu√≠ a septiembre, cuando empiece la pretemporada.
El ni√Īo lo sabe y el padre es consciente. El f√ļtbol es un embudo y conforme subes de categor√≠a es normal que se queden algunos en el camino. Pero nosotros lo que queremos es que cada uno de los chicos que est√°n en nuestros equipos se sientan felices donde est√°n, poco a poco se van dando cuenta de que no somos todos iguales y, mientras tanto saben que nosotros estamos con ellos luchando por sacarle el m√°ximo rendimiento a su juego. Esto es lo importante. No dejarlos abandonados porque no est√°n al nivel sino confiar siempre en ellos porque quieren seguir luchando.
Alberto es un porterazo que ha pasado al f√ļtbol 11 y no ha crecido lo suficiente. Sabemos que ser√° un portero de 1,85 o m√°s pero ahora no tiene la talla adecuada. ¬ŅQu√© hacemos? ¬ŅLo echamos porque no nos puede solucionar los partidos como deseamos o le ayudamos a seguir creciendo como portero? Es un gran portero y cuando crezca ser√° uno de los porteros m√°s completos que ha tenido la Fundaci√≥n Marcet. Aqu√≠, tenemos claro que hay que seguir ayud√°ndole.
Jorge es un jugador r√°pido y potente con gran autoridad entre sus compa√Īeros. Es el capit√°n del equipo y un aut√©ntico l√≠der. Pero‚Ķ, t√©cnicamente se nos est√° quedando atr√°s. ¬ŅQu√© hacemos? Los padres se dan cuenta de que los dem√°s ni√Īos est√°n subiendo su nivel y √©l se est√° quedando un poquito atr√°s. Est√°n preocupados. Lo f√°cil es sacarlo del equipo y buscar otro que nos de mejores opciones para ganar pero no entra en nuestra filosof√≠a. Vamos a ayudarle y a sacarle todo el potencial que tiene. ¬ŅPuede esto perjudicarnos en la competici√≥n? En principio, parece que s√≠, pero no nos importa ya que los objetivos que buscamos son la formaci√≥n de nuestros jugadores.
El deporte nos ha ense√Īado a darle valor a otros aspectos. Incluso llegamos a pensar que se pueden conseguir mejores resultados que los que buscan otro tipo de entidades con planteamientos m√°s pr√°cticos ya que la continuidad de los jugadores te permite obtener un factor importante que llamamos estabilidad, seguridad, que es la que nos va a proporcionar eficacia a largo plazo en el equipo.
El domingo vino a la Fundaci√≥n el responsable de un gran club de la ciudad, quer√≠a llevarse a nuestro portero alev√≠n a su equipo. Tras explicarle cu√°l era nuestro proyecto, le ofrec√≠ la posibilidad de que viniera a buscarlo cuando empezara su etapa de cadete. Mientras, el chico va a seguir creciendo aqu√≠. Pero se me ocurri√≥ preguntarle por el portero que ellos ten√≠an actualmente. Me coment√≥ que lo iban a echar para poner al nuestro. Es la cara y la cruz de nuestro deporte. Unos luchando por la formaci√≥n y otros carg√°ndose a los jugadores cuando ven algo que est√° mejor. Sin ning√ļn tipo de respeto porque ya les puedes explicar que el ni√Īo est√° en un proyecto de formaci√≥n que les da igual. Piensan que por ser tal equipo, se lo van a llevar.
Por suerte, los padres que acuden a la Fundación Marcet cada día son más conscientes del esfuerzo que estamos realizando por sus hijos y valoran más, en estas edades, la formación que están recibiendo a los riesgos de un prematura competición.
Escuela F√ļtbol Fundaci√≥n Marcet

Comentarios cerrados