Sports de ca Nostra

EL MARGEN SE TERMINÓ

Tolo Ramon

El Mallorca entró al partido con jerarquía y suficiencia. Con una posesión más que correcta y una buena presión, más alta que baja, los rojos ya fueron superiores jugando once contra once. La conversación del balón es un principio ofensivo que puede otorgar, o no, el control del partido. Sólo disponer del esférico no es suficiente. Para ser eficaz es necesario progresar con movilidad, amplitud y profundidad. Y el Mallorca lo hizo, pero perdonó. Y esta ley del fútbol es tan cruda como inexorable.
Inicialmente Gregorio Manzano cambió de apuesta y mejoró su juego pero no su ganancia. Colocar tres medios centros para colapsar la zona de presión fue suficiente para conseguir el control del partido; no los puntos. Tissone, Pina y Martí ocuparon la medular, Giovani y Alfaro fueron desplazados a las alas con Hemed como amenaza en la referencia. Con esta fórmula se consiguió ganar la táctica pero se sucumbió con la estrategia.
En los primeros minutos parecía que, el dos contra uno sobre la posición de Luna, podría marcar el juego pero no fue así. Llegó la expulsión de Costa, con la lesión de Rami, y parecía que el Mallorca ganaría la medular y, con ella, el partido. Pero no fue así.
Los valencianos se quedaron con un doble pivote endeble y flojo. Canales y Parejo se vieron superados por los tres medios centros rojos y el Mallorca consiguió tener posesión más localización pero no gol. Con la condena de la estrategia los mallorquines siguieron arriesgando colocando a Víctor e incluyendo a Márquez para limpiar, aún más, la salida de balón. Pero con una contra, propiciada por una pérdida del número once, se terminó por regalar el segundo gol a Roberto Soldado.
Con este resultado el Mallorca firma otra derrota con lo coloca a las puertas del abismo. Ya no queda margen. El próximo compromiso, contra el Getafe, no se puede ni empatar. Los mallorquines ya están obligados a ganar para poder seguir teniendo opciones y, con ese condimento, tendrán que afrontar lo que queda de campeonato. (Tolo Ramon)

Los comentarios están cerrados.