Sports de ca Nostra

Cambio de estatutos para «eliminar» el consejo del Mallorca

Serra Ferrer planea modificar los estatutos del Mallorca y aprobar un nuevo texto «ad hoc». El máximo accionista de la SAD balear, desgastado por la larga batalla que se libra en el órgano de gobierno del club, intenta ahora aplicar una solución definitiva y sacar adelante un modelo que elimina —literalmente— al consejo de administración. El Brujo de sa Pobla quiere concentrar todo el poder y convocará Junta General Extraordinaria para intentar lograrlo.

Según se desprende de los documentos a los que ha tenido acceso este diario, la propuesta redactada por los abogados de Llorenç Serra Ferrer (capítulo II, artículo 24) prevé cuatro nuevos sistemas para regir la sociedad: un administrador único; de dos a cuatro administradores; dos administradores mancomunados o un consejo de administración integrado por un mínimo de tres miembros y un máximo de ocho.

La elección del modelo de administración quedaría en manos de la Junta General, es decir, que sería suficiente una mayoría simple para elegir un sistema que se ajuste a las necesidades de Serra Ferrer. A título individual y a través de varias sociedades, el director deportivo del Mallorca controla un 45 por ciento de la entidad, aunque son los títulos del Gabriel Cerdà Alemany (5’02) los que le otorgan el control del club.

El administrador de Tukis Invest SL, que semanas atrás fue nombrado apoderado, también ha dejado su rastro en el proyecto estatutario. Después de una alianza con Utz Claassen que acabó con la decapitación de Jaume Cladera Cladera, Cerdà nunca ha ocultado que codicia un sueldo y el nuevo texto (artículo 27) prevé remuneraciones para los administradores. Se trata de una cantidad fija que también sería determinada anualmente por la Junta General de accionistas.

Para el supuesto modelo de consejo de administración, los nuevos estatutos también prevén un hecho insólito en la historia de la entidad: Dietas de asistencia a cada sesión de los órganos de administración de la sociedad y sus comisiones que determine para cada ejercicio.

Serra Ferrer, que ha citado al consejo de administración para el próximo martes, ya ha incluído en el orden del día de la reunión la convocatoria de una nueva Junta General Extraordinaria para intentar sacar adelante la modificación de los estatutos. Paradójicamente, en el transcurso del cónclave, el director deportivo será sometido a un juicio y a petición de Utz Claassen, se abordará su destitución como máximo responsable del área deportiva.

Los comentarios están cerrados.