Sports de ca Nostra

Valeriano Allés- Haro Rioja (0-3) Inferioridad manifiesta

Muy poco, casi nada pudo hacer ayer tarde el Valeriano Allés (0-3) en el desafío con el que se encontró frente al futuro campeón de esta nueva edición de la Superliga, el Haro Rioja, el mismo enemigo ante el que tocó la gloria hace nueve meses conquistando su segundo título en la final.

Los buenos propósitos se tradujeron en una réplica escasa que sólo tuvo trascendencia en la pista durante parte del primer set, hasta el empate a 15. A partir de aquí, el Haro de las exciudadelanas, Hélia González, Pepo Garrido, Esther López y Meri Alsedà, hizo añicos la defensa local y se llevó la victoria sin más oposición en medio de un ambiente mucho más gélido de lo previsto considerando que se trataba de la visita del líder plagado de viejas conocidas.

Quedó claro que las de José Miguel Pérez, por si había la más mínima duda, disputan otro campeonato, como sucedía hace un año con el propio Valeriano en función de su superioridad manifiesta respecto a la mayoría de rivales. Y las de Ciutadella, por lo visto ayer, continúan muy lejos de esa ‘otra’ Liga.

Aguantó el tipo el Valeriano Allés en la primera manga fruto de una tremenda concentración e intensidad que le permitió mantenerse en el choque. Un 2-0 de salida dio paso al dominio riojano en el luminoso gracias a los remates cruzados por zona 4 de Hélia y Woods, siempre letales.

Las de Llorens acentuaron sus labores defensivas y cuadraron su recepción para llevar el tanteo al empate a partir del 12-12. Las fintas de Res hacían mella en la defensa de Garrido y Alsedà, pero a partir de la igualada a 15 el Haro comenzó a dirigir sus ataques por el centro y cobró una renta preocupante (15-18). Llorens paró el partido pero el Haro ya había encontrado la herida en la defensa ciudadelana en la que se recreaban Garrido y Noelia Sánchez para demarrar hasta el 15-21.

El Valeriano acabó la manga descentrado, sin recepción, y contribuyó al triunfo riojano con un par de errores en el remate (17-25).

La renudación del partido acentuó la deriva final del primer set porque el Haro dio muestras de su ansia por liquidar la contienda cuanto antes y la oposición que encontró fue testimonial. De nuevo las de Llorens arrancaron el set con un 2-0 pero fue un mero espejismo. El Valeriano había extraviado su solidez defensiva y el líder gobernaba el partido con tiranía a lomos de una recepción notable y un ataque demoledor.

Noelia, Hélia y Woods no daban tregua mientras Llorens se desesperaba en el banquillo tras haber llamado a capítulo a sus jugadoras con el 4-6 después de un nuevo error defensivo. Roser Olives dio unos minutos de descanso a Sheila d’Amaro pero no hubo reacción y el Haro acabó arrasando a las de Ciutadella, entregadas, con un rotundo 10-25 que dejaba el partido visto para sentencia sin más incidencia que las protestas del público por un presunto error de posición en el equipo de José Miguel Pérez.

La tercera manga elevó su historia porque el Valeriano Allés rentabilizó el exceso de relajación de las riojanas cuando éstas vieron el choque resuelto con 11-17 en el marcador.

El equipo de Ciutadella sacó el corazón que quizás le faltó en muchas otras fases del partido para recortar la diferencia hasta el 15-18. Fue entonces, tras detener el partido, cuando el Haro dijo basta, recompuso su estructura y le puso la guinda a su faena con varios remates inalcanzables para el cuadro local (17-25) que no consiguió el reto de hacer sudar al futuro campeón.

El próximo sábado ante el Murillo deberá mejorar si no quiere recibir otro severo correctivo. (Infomenorca.com-Sportsdecanostra.com)

Los comentarios están cerrados.