Sports de ca Nostra

RCD.Mallorca; ES LA HORA DE LA SENSATEZ

Con esta derrota el Mallorca ya está inmerso en una crisis, tanto de juego como de resultados, que necesita urgentemente un tratamiento adecuado.

Pero en fútbol la precipitación casi siempre induce a error. Ahora es el momento de aplicar sabiduría, sensatez y mesura. El primer mensaje debe ser de tranquilidad.
Hay tiempo suficiente para cumplir con el objetivo. La Liga es una competición que mide, además de fuerza y talento, la inteligencia. Los futbolistas no deben sentirse ansiosos por encontrar la victoria, casi es mejor no pensar en ella.
El Mallorca manifiesta dificultades en su juego pero no termina de localizar su verdadera enfermedad.
Para acercarse a la victoria es necesario jugar bien al fútbol y los rojos no lo están haciendo.
No es un problema de actitud, ni tan siquiera de aptitud, es una simple cuestión de estrategia. Ha llegado el momento de ser consecuente y demostrar templanza. Pensar en el resultado como fin dificultará, todavía más, el correcto ensamblaje del juego.
El Mallorca siempre encaja gol por tanto es prioritario cerrar el grifo de la portería propia. Para ello es necesario tirar de toda la ayuda posible.
Todo el equipo debe implicarse más en las tareas de recuperación. Tratar de buscar culpables sólo en las líneas de retaguardia no es la solución. Sincronizar la presión defensiva con un repliegue, no tan intensivo, puede ser una de las primeras medicinas que deba tomar este paciente. Defender sin fisuras y con la agresividad adecuada debe ser, desde ya, un mandamiento sagrado.
El Mallorca manifiesta verdaderas dificultades a la hora de trenzar sus ataques posicionales. De hecho se convierte, paradójicamente, en vulnerable cuando maniobra con el esférico.
Aquí tiene dos posibles soluciones que deberá barajar.
O mejora su salida limpia de balón, para intentar ser más imaginativo en sus ataques, o recrudece su estilo apostando mejor al fútbol directo.
Pero lo que no puede, bajo ningún concepto, es seguir regalando espacios que sigan condenando al triángulo formado por centrales y portero. (Tolo Ramon , Entrenador del Fútbol)

Los comentarios están cerrados.