Sports de ca Nostra

Rosario de comunicados tras la decisión judicial; Serra fortalecido, Claassen derrotado y Cerdá fiel

La jornada del viernes ha sido muy productiva para el máximo accionista del RCD Mallorca y vicepresidente Llorenç Serra Ferrer en el afianzamiento de su control del consejo de administración y del club.

La Audiencia Provincial de Palma ha desestimado la demanda que interpuso en marzo el consejero alemán del RCD Mallorca contra el máximo accionista y vicepresidente Llorenç Serra Ferrer y contra el aún presidente Jaume Cladera.

El órgano judicial no ha sido favorable a la pretensión judicial del teutón por la cual exigía que Serra Ferrer y Cladera fueran condenados por estafa en la compraventa de las acciones del club. Más concretamente, desde la Audiencia ha dado un importante varapalo a Claassen al fallar que ha actuado “con temeridad”, en línea con los argumentos del juez de primera instancia quien ya le denegó la demanda anteriormente.

Utz Claassen interpuso esa demanda secundando los argumentos de Pedro Terrasa de que Serra Ferrer y Cladera le habían vendido las acciones a un coste diferente al real. Por lo tanto, la sentencia también trae como consecuencia el debilitamiento del tándem Claassen-Terrasa.

Además del descrédito que le supone la desestimación, Claassen también tendrá que hacer frente a unas cuantiosas costas procesales.

No obstante, minutos después de salir a la luz pública la decisión de la Audiencia Provincial, Claassen ha contraatacado con un comunicado a los medios de comunicación en el que anuncia que volverá a los juzgados, en este caso de Lo Civil, para volver a solicitar amparo judicial.

Claassen reitera para ello los argumentos que tanto le han fallado en el ámbito penal afirmando que fue engañado por Llorenç Serra Ferrer y Jaume Cladera a la hora de comprar sus acciones del RCD Mallorca, y que de ello existen “abundancia de pruebas, testigos y otros indicios” que no han querido ser atendidos. Para más ahondamiento, se queja de haber sido discriminado negativamente por parte de los tribunales baleares por el hecho de ser alemán.

La última palabra de la tarde-noche ha sido para Gabriel Cerdá. En otro comunicado, el consejero ha confirmado que sigue dando todo su apoyo a Serra Ferrer y que no ha negociado ninguna contraprestación por votar con Claassen la petición de destitución de Jaume Cladera como presidente del Mallorca. Cerdá ha explicado los motivos por los cuales discrepa de la gestión de Cladera.

Ello significa que el grupo mayoritario en el Consejo de Administración se fortalece con la muestra de fidelidad de Cerdá, mientras que el bando opositor ha sido debilitado por la propia acción de la justicia.(Mallorcadiario)

Los comentarios están cerrados.