Sports de ca Nostra

FÚTBOL PARA NIÑOS: «Un sueño que sueñas tú solo es sólo un sueño. Un sueño que soñamos juntos se hará realidad.» John Lennon

Consensuar normas y objetivos comunes como base para la construcción del equipo, evitar que el mismo se convierta en un «reino de taifas» de egos de futbolistas y padres.

Frases del tipo «cuento con vosotros para conseguirlo» o sanciones consensuadas para quellos que incumplant las normas (unas flexiones, unas carreras etc).

Juego para fomentar el compañerismo y la actividad en equipo.

Equipo de Fútbol: La definición de un equipo (de acuerdo con el Diccionario Oxford) es «un grupo de personas que trabajan juntos para lograr un objetivo común».

Para un entrenador de fútbol juvenil, un equipo es un grupo de personas, usted y sus jugadores, con un objetivo común, que ha de ser consensuado por todos preferiblemente antes del inicio de la temporada y revisado en el transcurso de ésta.

Acordar los objetivos del equipo:

Sin una meta clara y común, el equipo va a la deriva de un partido a otro y nunca se sabe si se ha conseguido algo, el peso de una derrota o el valor de una victoria. Es necesario “algo” contra lo que compararse.

Formar Equipo: Y no menos importante, un objetivo común actuará como el cemento que une a los jugadores para formar un equipo. Sin un propósito común (y saber cómo lograrlo), los jugadores serán un grupo de individuos o pequeños equipos – camarillas – que tienen sus propios objetivos privados, el fútbol se vuelve mas individual que colectivo, los egos dominan al sentimiento de “manada” tarde un temprano mas que un equipo de fútbol, tendremos “reinos de taifas de fútbol”.

 

Diversión:Si usted permite que esto suceda tendrá problemas con la disciplina, su equipo no va a ganar muchos partidos y, para gran parte  de sus jugadores, la diversión como primera motivación para jugar al fútbol, dará paso a la obligación, y con ello la deserción, son muchos los jóvenes futbolistas que abandonan las escuelas de fútbol.

Así que hay que fijar un objetivo a corto / medio plazo con sus jugadores. ¿Quieren pasar su tiempo jugando a no se sabe que o con que fin? ¿O quieren llegar a ser mejores jugadores y miembros de un equipo que gane más partidos?

Sus jugadores – incluso si son tan jóvenes como siete u ocho años – casi seguro que  dicen que quieren hacer lo segundo. La pregunta es … ¿cómo van a lograrlo?

 

Establecer las reglas del equipo

Una vez que haya acordado el objetivo del equipo, explique a sus jugadores que va a hacer su parte para ayudarles  a alcanzar sus metas. Usted va a preparar sesiones de coaching, ayudar a los jugadores de forma individual y colectiva, asegúrese de que sus padres sepan cómo pueden apoyar al equipo, etc

Pero no se puede hacer esto si tiene que perder el tiempo repitiendo instrucciones a los jugadores que no están escuchando (aunque se le repita las instrucciones si no entiende), estando mas atento a mantener el orden que a la explicación de los ejercicios o la ejecución de los mismos, es por ello fundamental la existencia de reglas de comportamiento.

Así que «no hablar mientras estoy hablando», «ayudar a sus compañeros de equipo», «siempre lo mejor de ti», etc podrían convertirse en la base de las reglas de su equipo.

Escriba estas reglas (sí tiene dudas escríbanos a nuestra sección el consultorio) y póngalas en la pared del vestuario, estimule a los suyos para que las cumplan y las hagan cumplir.

Una vez que los objetivos del equipo y normas han sido acordadas (y repito, esto se puede y se debe hacer con jugadores tan jóvenes como de siete u ocho), usted necesita decidir sobre las sanciones que se aplican si las reglas se rompen.

Estas deben ser acordados con los jugadores pero desde la sabiduría propia del entrenador para moderarla.! Sus jugadores sí así lo deciden, pueden decidir imponer a los infractores  10 flexiones o correr 50 vueltas, aunque hay que moderar su entusiasmo con el sentido común. (seguramente a sus jóvenes futbolistas, llevados por la excitación del momento les parezca mejor 100 flexiones y 50 vueltas¡).

 

Tres ejemplos particularmente eficaces: Una violación de las reglas = un recordatorio de la regla, dos violaciones regla = tiempo fuera, tres violaciones regla = inicio el próximo partido en el banco de suplentes o sin convocar.

Asegúrese de que las sanciones (mejor nómbrelas como correcciones) se aplican de forma coherente y justa para todos los jugadores. Tener favoritos o dejar a su delantero estrella salirse con la suya porque usted quiere que comience en el próximo partido es la forma más rápida de perder el respeto y que se  dañe el espíritu de equipo que usted está tratando de crear. Recuerde que está en una escuela y su primer objetivo es formar mas que ganar partidos

 

Un ejercicio de creación de equipo: Campo Minado

Construya con una serie de conos fijos (minas) un espacio con dos zonas, cada una de 20 metros de largo por 10 metros de ancho.

Dividir a los jugadores en dos equipos, asegurándose de que los grupos son mixtos en términos de capacidad y la duración de tiempo que los jugadores han estado en el equipo.

Cada equipo designa a un líder cuya misión es guiar a su equipo, uno cadaa vez, a través del campo minado de conos, mientras que un compañero de equipo lleva una venda en los ojos.

El líder sólo puede dar instrucciones verbales («dos pasos a la izquierda», «Un paso adelante», etc) mientras que se coloca detrás del jugador con los ojos vendados.

Si un jugador toca con los ojos vendados un cono, un punto de penalización se otorga al equipo.

El equipo que obtiene todos sus jugadores a través del campo de minas menos puntos de penalización, gana el juego

Futbol para Niños
informa Sportsdecanostra.com

Los comentarios están cerrados.