Sports de ca Nostra

Ushuaïa Ibiza Voley ; Contra el fantasma de Da Silva

El Ushuaïa Ibiza Voley visita esta tarde al Club Voleibol Andorra, su rival más acérrimo durante las últimas tres temporadas Los andorranos ya no cuentan en sus filas con el polémico opuesto brasileño y son un conjunto en proceso de construcción
Irreverente, teatrero y protestón; de los que no deja a nadie indiferente; la clase de jugador que amas cuando tienes en tu equipo y odias si lleva la camiseta rival; una veterana estrella del rock con espíritu de veinteañero capaz de poner en pie a todo un estadio con su música y de destrozar después la suite del cinco estrellas en el que se aloja con su banda. Así era sobre la cancha Geni da Silva. El que fuera opuesto del Andorra (y de otros equipos como el Gijón o el Sant Pere i Sant Pau de Tarragona) ya forma parte del pasado del voleibol español.

En verano colgó las botas después de dos décadas dejando patente su carácter indomable y su potente remate por los pabellones de todo el Estado. «Sin duda va a ser muy raro no tenerlo enfrente. Cuando llegué a Superliga hace quince años, él ya estaba. Nunca me gustó su actitud, aunque sus compañeros siempre le han defendido. Ahora no sé qué nos vamos a encontrar», confesaba ayer Edmond Solanas, capitán del Ushuaïa Ibiza Voley, que se mide esta tarde a los andorranos en el pabellón pirenaico. La clasificación dice que el C.V. Andorra es un conjunto destinado a pasar problemas. Mezclando jóvenes y veteranos solo ha sumado dos puntos en seis jornadas y encima llega falto de su gran estrella, pero los ibicencos no se fían.

Cambio de estrategia andorrana «No tener a Geni les da una mayor variedad en ataque. Él focalizaba todo el remate. Cuando aprendimos a pararlo, comenzamos a ganarles», analiza Toni Gino. El entrenador del C.V. Eivissa no se esconde ante los precedentes: diez encuentros han disputado los pitiusos contra los del Principat desde la 2009/2010 –entonces, ambos militaban en Primera Nacional– y el balance está igualado a cinco victorias para cada bando.

Las cuatro últimas, eso sí, tuvieron exitoso desenlance para los ibicencos. Y en esos cuatro partidos (el del ascenso de FEV a Superliga 2, los dos disputados en esta categoría y el de la Copa Príncipe), la figura de Da Silva, un voleibolista con tanto ascendente entre el colectivo arbitral que era capaz de parar literalmente un encuentro cuando se le antojaba, fue enrareciendo el ambiente hasta el punto de fingir una agresión.

El 4 de febrero, el C.V. Eivissa le estaba dando una lección en toda regla al conjunto de Lluís Hillaire (técnico que sigue al pie del cañón tras 24 años) en las ‘semis’ coperas. Harto de los abucheos del público, que no pararon de silbar su chulesca actitud, se lanzó el suelo y simuló haber recibido el impacto de una moneda (incluso exhibió una ante los jueces) que nadie vio salir desde la grada. La treta no sirvió para nada y con 44 años ha decidido bajarse del carro, aunque sigue viviendo en Andorra, donde conduce un autobús escolar. Su fantasma ya no asusta al Ushuaïa. (Diario de Ibiza)
Sportsdecanostra.com

Los comentarios están cerrados.